Conferencia en Deusto

Una mañana bien empleada

El periódico El Correo presenta GAZTE Up en la universidad de Deusto. / luis ángel gómez

Expertos e instituciones dieron pistas a los jóvenes sobre la mejor manera de acceder al mercado de trabajo en la quinta edición del foro Gazte Up. «No os dejéis llevar por mensajes amargos»

Carlos Benito
CARLOS BENITO

Muchos jóvenes que acaban sus estudios se sienten como si se asomasen a un abismo, sin saber muy bien cómo salvar esa distancia de apariencia infranqueable entre su formación y el anhelado primer empleo. La jornadas Gazte Up aspiran a hacer más sencillo y natural ese tránsito, a través de ponencias que abordan las dudas de los futuros trabajadores y les dan pistas sobre la mejor manera de acceder al mercado. El auditorio de la Universidad de Deusto acogió durante la mañana de ayer la quinta edición del foro, organizado por EL CORREO con el patrocinio del Gobierno vasco, la Diputación de Bizkaia, el Ayuntamiento de Bilbao, la BBK y la propia universidad.

Representantes de todas las instituciones y empresas implicadas participaron en la apertura del acto. «Somos conscientes de que el desempleo y la inestabilidad laboral son factores que retrasan el diseño y desarrollo de muchos proyectos vitales», manifestó el viceconsejero de Empleo y Juventud, Marcos Muro, que citó programas del Ejecutivo como Lehen Aukera y también destacó la vía del emprendimiento. «Tenemos un buen ecosistema de apoyo», comentó. La diputada de Empleo, Teresa Laespada, expresó su preocupación por la manera en que el «trabajo de baja calidad» puede afectar a la vida de los jóvenes, mientras que el concejal de Desarrollo Económico, Xabier Ochandiano, quiso transmitir «ilusión y ánimo» a los estudiantes presentes en el auditorio: «No os dejéis llevar por mensajes amargos con respecto al futuro. La fortaleza de la capacitación y la cualificación es la clave». También Nora Sarasola, directora de la Obra Social de BBK, y Jesús Riaño, director de Deusto Alumni, reflexionaron sobre ese encaje entre la educación y el mercado laboral antes de dar paso a los ponentes.

Juan Ollero | Fundador de The Key Talent «El mejor currículum es la imagen en internet»
luis ángel gómez

Juan Ollero presentó una perspectiva del mercado laboral que puede dar cierto vértigo pero, a la vez, abre nuevas posibilidades para que los jóvenes saquen partido de sus capacidades. El fundador de The Key Talent, una empresa tecnológica que persigue la eficacia en la atracción y evaluación del talento, se centró en la incidencia de la llamada Cuarta Revolución Industrial en los procesos de selección, cada vez más automatizados: desde la utilización de videojuegos para diagnosticar los puntos débiles y los puntos fuertes de los candidatos, hasta el examen de sus presentaciones en vídeo mediante algoritmos de reconocimiento facial. Las empresas, afirmó, buscan a personas que sepan manejar datos en tiempo real, gestionar el cambio, «absorber lo que tienen alrededor» y tomar decisiones: «Yo quiero gente que se equivoque, que tenga iniciativa, que actúe. El compromiso, para mí, es decisión».

Las redes sociales se han convertido en escenario inevitable de esa selección de personal. «El talento 4.0 vive en las redes», sentenció Ollero, y no solo en la especializada LinkedIn sino también en Facebook, Instagram o YouTube. «Hay que tratar de adaptarse, ser visible en redes, participar en foros, seguir a ciertas empresas, transmitir inquietudes... El mejor currículum es cuidar la imagen que damos en internet».

Teresa Baró | Escritora y formadora «Inspiramos confianza con lo no verbal»

Al principio de su ponencia, Teresa Baró pidió a los asistentes que mirasen a la persona sentada al lado y, si no la conocían, hiciesen las correspondientes presentaciones y se estrechasen la mano. «¿Veis cómo inmediatamente ha habido una explosión de buen humor? Somos seres sociales y necesitamos contacto humano. Es un ritual necesario para saber que la otra persona nos gusta y nos inspira confianza». A la hora de buscar trabajo o de emprender, esa sensación de confianza se vuelve esencial, pero no siempre sabemos cómo generarla: «Nos centramos en el discurso, los argumentos, los datos, pero lo que nos permite inspirar confianza es la comunicación no verbal: cómo nos movemos, cómo saludamos, cómo miramos, nuestra voz...».

Lo no verbal abarca aspectos como la cronémica (es decir, el empleo del tiempo, que incluye la obligatoria puntualidad), la proxémica (gestión del espacio), el aspecto personal, el lenguaje corporal, el contacto (cuándo tocar y cuándo no hacerlo) y la voz. Lógicamente, hay personas con más encanto natural que otras, pero el entrenamiento permite mejorar y sobreponerse a lo que considerábamos limitaciones insuperables: «Para emprender, la timidez se tiene que quedar en casa; para una entrevista de trabajo, también».

Jorge Ortiz de Urtaran | Coach & Play «Un mal endémico es la 'esquezofrenia'»

El 'coach' vitoriano revolucionó la sala con una presentación hilarante, en la que incluso invitó a un estudiante a calcular cuántos días le quedan (probablemente, claro) de vida. Jorge Ortiz de Urtaran, que prefiere presentarse como 'hacedor', arremetió contra algunas «creencias limitantes» que arruinan la iniciativa de los jóvenes. La primera se resume en la frase 'tienes toda la vida por delante': «Postergamos, procrastinamos, pero no nos queda tanto tiempo: no solo para emprender, sino para decir 'te quiero' a tu padre, tu madre o tu pareja. Todos vamos a morir», informó. 'Es que ahí fuera no hay oportunidades', reza la segunda idea paralizante, que enfurece al alavés: «Un mal endémico es la 'esquezofrenia', el 'es que' permanente. Hay oportunidades, pero las cogen las personas que van en modo 'on', la gente que deja de lado los 'es que' y los '¿y si...?'. La actitud es un factor clave y no se enseña en ninguna universidad: la decidimos nosotros mismos cada mañana y se contagia».

Finalmente, Ortiz de Urtaran atacó el consejo, tan propio de padres y madres, de 'tú vete a lo seguro'. «Vivimos en un país donde el fracaso está estigmatizado –lamentó–. En EE UU, la gente enumera sus fracasos en el currículum, porque significan que se han tirado a la piscina».

Mario Allende | PageGroup «Una mentira en el currículum te va a condenar»

El representante de PageGroup, una consultora de selección de perfiles cualificados, brindó la sesión más práctica de la jornada, dedicada a dar directrices sobre la manera adecuada de preparar un currículum. «No hay una única forma de hacerlo, porque se debe adaptar a la oferta y al interlocutor», puntualizó. No obstante, sí existen unos requisitos que, si se incumplen, pueden dar al traste con las expectativas del aspirante: «Hay que ser claro y conciso. El currículum tiene que ser fácil de leer y no contener errores, porque dicen mucho sobre la falta de meticulosidad y cuidado de la persona y quitan muchas posibilidades. El número de hojas depende de la experiencia, pero, para los más jóvenes, tenemos que ser capaces de sintetizarlo en hoja u hoja y media. Ha de ser homogéneo en el formato de redacción, tener un sentido, usar el mismo tiempo verbal... Y, por supuesto, nunca mentir. Una mentira o una verdad a medias en el currículum te van a condenar», enumeró Mario Allende, que al final de su exposición revisó los currículos de varios voluntarios.

¿Algún detalle sencillo que pueda mejorar nuestra presentación? «Un párrafo inicial con un resumen de lo que quieres hacer y por qué te interesa. Y la experiencia profesional, mejor en orden cronológico inverso».

Jaione Yabar | Universidad de Deusto «Nunca sabes adónde te llevarán las conexiones»

Esta profesora e investigadora del departamento de Marketing de Deusto Business School es también mamá bloguera y, hace tres años, vio cómo un texto suyo en Facebook se viralizaba hasta llevarla a la prensa nacional e internacional. Incluso acabó publicando un libro en Planeta. Su experiencia personal le sirvió como argumento para la ponencia, centrada en la importancia de confeccionarse una marca digital. «Nunca sabes adónde te van a llevar las conexiones. Las redes te abren un mundo que no puedes desperdiciar», alentó a los jóvenes. Eso sí, para que el proyecto lleve a algún lado es necesario crear contenido (es decir, «compartir cosas»), especializarse y, cómo no, trabajárselo: «Hay que conectar. Sigue a empresas y reclutadores y hazles comentarios, ¡las empresas buscan la proactividad!». Más allá de LinkedIn, por ejemplo, Twitter permite «descubrir ofertas de empleo, conversar para convertirse en experto o preparar una entrevista con los perfiles de los entrevistadores, porque te da ventaja saber qué comparten, qué les interesa».

Eso sí, Jaione Yabar concluyó con un par de avisos: «Las redes te dan visibilidad, pero el postureo aguanta dos días. Y no vas a gustar a todos. Mientras gustes a los que te interesan, el resto que haga lo que quiera».

Marivi Sarasa | Bilbao Ekintza «El reto es desarrollar el talento local»

«Para el Ayuntamiento es una prioridad el empleo juvenil. No tiene capacidad para crearlo, pero sí para impulsar iniciativas que contribuyan a impulsar el acceso al trabajo. El reto es el desarrollo y la retención del talento local», planteó Marivi Sarasa, la responsable del área de Empleo de la agencia municipal Bilbao Ekintza, que dedicó su intervención a repasar algunas iniciativas del proyecto marco Bilbao Gazteak Sortzen. Entre ellas está, por ejemplo, el programa Demola Bilbao, en el que las empresas lanzan retos a grupos multidisciplinares de estudiantes, que han de dar respuesta al desafío mediante «un proceso de cocreación». Otro programa, Gamigazte, se centre en el juego como vía para desarrollar capacidades relacionadas con el empleo. Un tercero, Gaztetalent, se centra en el currículum verbal, digital y escrito: «Son talleres en los que los participantes hacen un viaje hacia adentro para ver sus fortalezas y habilidades», comentó Sarasa.

Las acciones propias en este campo han llegado hasta ahora a 1.600 jóvenes, medio centenar de empresas y unos ochenta centros educativos. «El Plan de Empleo Juvenil nos está aportando mucho: nos hemos rodeado de talento joven, de gente con iniciativa y frescura».

Gloria Múgica | DEMA, Agencia Foral de Empleo «Si estás solo, el desempleo es mucho más duro»

Estos días cumplen tres años las primeras lanzaderas de empleo que puso en marcha la Diputación, a partir del modelo de la Fundación Santa María la Real. «Fue un comienzo tímido, en Margen Izquierda, Bilbao y Encartaciones, y vimos que había una inserción de más del 60% y que se producía una magia que cambiaba aspectos emocionales y de actitud. Son personas que están juntas y se ayudan. Si estás solo, el desempleo es mucho más duro», argumentó Gloria Múgica, que presentó esta iniciativa en compañía de José Bezanilla, coordinador de las lanzaderas de Bilbao. Se trata de equipos de una veintena de personas de perfiles diversos, con un rasgo esencial: «Trabajamos de manera colaborativa para abrir posibilidades todos para todos».

En las 21 lanzaderas actuales se aborda desde el autoconocimiento hasta el currículum por competencias. «A las empresas les interesa lo que podemos hacer por ellas –expuso Bezanilla–. Algunos jóvenes nos dicen que su currículum no llega a medio folio, pero hablas con ellos y ves que tienen competencias interesantísimas: han sido scouts, han hecho voluntariado... Puedes asegurar que trabajas en equipo y que tienes liderazgo, pero es mejor especificar que entrenas todos los domingos a un equipo alevín de hockey».

Ricardo Mutuberria | Biook y BBK Open Science «Vosotros podéis ser los modelos del futuro»

Ricardo Mutuberria se define como «biólogo desde pequeñito», pero no pudo pisar un laboratorio hasta los 21. Su trayectoria profesional se ha orientado a poner remedio a ese vicio del sistema: es fundador de Biook, una asociación que propicia que la ciudadanía participe en la producción científico-cultural, y dirige el festival BBK Open Science, cuya primera edición cautivó al público con sus talleres de detección de transgénicos o sus llamativas presentaciones de neurociencia. Su próximo objetivo es el Bilbao Open Biolab: «Hay que facilitar que quienes quieran practicar ciencia puedan hacerlo. Se puede crear un laboratorio por mil euros», detalló.

¿Cómo es el empleo en ese entorno? Mutuberria destacó rasgos como la multitarea, la capacidad de compartir y colaborar, la economía circular o el propio método científico, que «ayuda a ser observador y creativo y convivir con el error». Frente a deidades contemporáneas como Jeff Bezos (Amazon), Steve Jobs (Apple) o Mark Zuckerberg (Facebook), propuso referentes como Christian Felber (el profesor austriaco que ha desarrollado el modelo de Economía del Bien Común) o Carlo Petrini (el italiano que fundó el movimiento Slow Food). «Vosotros podéis ser esos modelos en el futuro», animó a los estudiantes.