Después de un sábado de terrazas y playa, mañana bajarán 14 grados las temperaturas

Gente disfrutando del sol en los arenales./PEDRO URRESTI
Gente disfrutando del sol en los arenales. / PEDRO URRESTI

El veranillo acaba hoy y el domingo por la tarde regresará el frío y la lluvia

Yolanda Veiga
YOLANDA VEIGA

Sin tiempo para aclimatarnos, mañana habrá que sacar el paraguas otra vez. El veranillo que está animando el arranque del puente del 19 de marzo está solo de paso y el domingo por la tarde ya nos habremos olvidado de que solo unas horas antes hacía sol. La confirmación, el termómetro, que marcará máximas en torno a catorce grados más bajas que las de hoy.

Según la previsión de la Agencia Vasca de Meteorología (Euskalmet), el cambio de hoy a mañana será «notable» y progresivo. Amaneceremos sin lluvia pero con nubes, que irán creciendo a lo largo de la mañana para dejarnos una tarde «gris y lluviosa». También la cota de nieve descenderá hasta situarse en torno a los 1.000 metros a última hora del día.

No solo será el ambiente, las temperaturas también pegarán un bajón considerable. Si hoy en Bilbao se ha llegado a los 27, mañana la máxima no pasará de los 13. Y el lunes, más de lo mismo. Tiempo más que fresco, frío, ya que los termómetros seguirán bajando, con mínimas y máximas un grado por debajo de las del domingo.

El domingo

Bilbao:
La mínima se quedará en 7 grados y la máxima en 13.
Vitoria:
Entre 6 y 13 grados.
San Sebastián:
Entre 1 y 10 grados.

Cuesta creer que se vaya a cumplir esta predicción mirando hoy al cielo. Y a la playa y las terrazas, llenas casi como en un día de verano. El buen tiempo está siendo generalizado en toda Bizkaia y Ermua, con 29,1 grados pasadas las dos de la tarde ha marcado la máxima en la provincia durante la jornada. A esa hora los termómetros alcanzaban superaban los 25 grados en buena parte de los municipios vizcaínos: Amorebieta, Derio, Elorrio, Galdakao, Iurreta, Mungia...

Eso sí, los madrugadores han tenido una sensación bien distinta porque pese al sol tempranero, las primeras horas de la mañana han sido muy frías. Balmaseda, que ha marcado la mínima de este sábado no llegaba a un grado a las seis de la mañana.