Los trabajadores de Bilbobus suspenden la huelga indefinida prevista para el lunes

Un autobús fuera de servicio durante uno de los paros de diciembre./E.C.
Un autobús fuera de servicio durante uno de los paros de diciembre. / E.C.

Los sindicatos aparcan las movilizaciones hasta consultar con la plantilla el preacuerdo alcanzado este viernes con la empresa para desbloquear el conflicto

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

La larga reunión que mantuvieron durante toda la jornada de este viernes el comité de empresa de Bilbobus y la firma concesionaria del servicio, BioBide, dio resultados. Según fuentes sindicales, UGT, CC OO y USO alcanzaron un nuevo preacuerdo con la empresa «que será sometido a su ratificación en una asamblea de trabajadores que se celebrará el próximo 22 de enero», martes. A efectos prácticos, y sobre todo de cara a los usuarios, esto significa que el lunes no se va a iniciar la huelga indefinida que las centrales habían convocado para ese día.

Se suspende así una serie de protestas que se iniciaron a principios de diciembre, que han ido 'in crescendo' -de paros de dos horas por turno a cuatro por turno- y cuyo punto álgido fue la huelga de 24 horas realizada el 21 de diciembre, día de la feria de Santo Tomás, en coincidencia con la realizada por los trabajadores de Bizkaibus.

Estas movilizaciones han sido consecuencia de una situación que los representantes de los trabajadores siempre han calificado como «insostenible»: la falta de negociación de un nuevo convenio después de que el último perdiera su vigencia en 2017.

Del preacuerdo alcanzado este viernes, CC OO, que fue la primera central en pronunciarse, destacó varios avances, como las mejoras para los trabajadores «que pasarán de eventuales a indefinidos» y que serán 17 personas en total. Además, la bolsa de empleo de los eventuales «se remitirá al Ayuntamiento para su blindaje». Respondiendo asimismo a otra de las principales reclamaciones sindicales, se extiende «a todos los barrios de Bilbao el servicio ofrecido al personal para su traslado al lugar de trabajo». El preacuerdo contempla también un aumento de la jornada media de trabajo, «con la consiguiente reducción de las jornadas totales, que generará más carga de trabajo para más contrataciones». Por último, se recoge el contrato de relevo.

El documento elaborado y firmado en la reunión de este viernes queda pendiente de ser ratificado por toda la plantilla, reunida en una asamblea que ha sido convocada para el próximo martes. Cabe señalar que el 27 de diciembre ya se alcanzó otro preacuerdo que no recibió el visto bueno de los empleados de Bilbobus, por lo que la resolución del conflicto sigue en el aire.

 

Fotos

Vídeos