La lluvia obliga a suspender la procesión de la Santa Cena

La lluvia obliga a suspender la procesión de la Santa Cena
E. C.

La procesión que iba a celebrarse este jueves es una de las más importantes de todo el calendario de la Semana Santa

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

Las malas previsiones meteorológicas se cumplieron y las cofradías bilbaínas decidieron este jueves suspender la procesión de la Santa Cena a causa de la lluvia. Después de que el mal tiempo «desluciera la procesión de El Nazareno», el lunes, la Hermandad de Cofradías Penitenciales había advertido ya el miércoles que los pronósticos eran preocupantes «para Jueves Santo y Viernes Santo, los días clave de la Semana Santa bilbaína».

La procesión que iba a celebrarse este jueves es una de las más importantes de todo el calendario de la Semana Santa junto con las de este viernes, al «relatarse en ellas la Pasión y Muerte de Jesús con el imponente patrimonio de pasos de Bilbao», según recordaron desde la Hermandad. El jueves estaba previsto que once pasos que reflejan la primera parte de la Pasión recorrieran buena parte de la villa, desde la iglesia de los Santos Juanes en el Casco Viejo, hasta la plaza Moyúa a través de la Gran Vía. Más de 1.000 cofrades iban a participar en el acto, que iba a ser presidido por el obispo auxiliar, Joseba Segura, y que tenía que haber concluido con el canto de la Salve.

Temas

Bilbao