Una lanzadera unirá Trapagaran y la parada de metro en Portugalete

Una lanzadera unirá Trapagaran y la parada de metro en Portugalete

Bizkaibus prepara una conexión que estará lista en unos tres meses y costará un euro a los vecinos

Jesús J. Hernández
JESÚS J. HERNÁNDEZ

A veces no se trata de lo cerca o lejos que uno vive, sino del tiempo que tarda en llegar a los lugares habituales.Ondarroa o Markina resultan estupendos para quienes trabajan dentro del municipio, pero los 35 minutos en metro desde Berango pueden ser eternos para quienes completan cuatro viajes diarios por sus obligaciones laborales. Trapagaran es uno de esos lugares donde la distancia no es el 'quid' de la cuestión. Queda apenas a 12 kilómetros de la capital vizcaína, pero los vecinos que no tienen vehículo propio –o que prefieren recurrir al transporte público– se tiran unos 40 minutos en el autobús en cada desplazamiento.

Afortunadamente, la conexión con la localidad minera está a punto de cambiar. Según ha podido saber EL CORREO, Bizkaibus prepara un servicio de lanzadera que unirá la localidad con la estación del metro en Portugalete. El plan aún no tiene fecha exacta, pero se estima que entrará en servicio en unos tres meses. El área foral de Transportes, Movilidad y Cohesión Territorial, que lidera el socialista Miguel Ángel Gómez Viar, ha propuesto un convenio al Ayuntamiento de Trapagaran para que el coste no exceda el euro para las personas empadronadas.

La lanzadera dejará a escasos cien metros de la boca de metro de la calle Carlos VII, en Portugalete, y supondrá a las arcas forales un desembolso aproximado de 250.000 euros anuales. Es el coste de poner un autobús más en la línea que une el funicular de La Reineta y Portugalete, que tendrá así una frecuencia de 15 minutos. Al llegar al municipio jarrillero, los vecinos podrán conectar con la red del suburbano.

Con una tarjeta 'barik', el viaje en bus cuesta 98 céntimos y el billete de metro a Bilbao sale por 1,08 euros. Hay un 20% de descuento habitual por usar dos medios de transporte en menos de una hora, así que saldría por 1,64 euros el viaje completo desde Trapagaran al Casco Viejo. Al hospital de Cruces, que está en la misma zona, serían 1,51 euros. De cualquier modo, el área que lidera Gómez Viar ha propuesto al Consistorio de Trapagaran que asuma parte del coste de los viajeros empadronados, rebajando la factura final a un euro en ambos casos.

El proceso para garantizar que quien se beneficia de la lanzadera está efectivamente empadronado no es sencillo.Los viajes deberán hacerse siempre con una 'barik' personalizada –las que tienen fotografía– y habrá que darse de alta previamente en una web.

El servicio de lanzadera ha sido probado con éxito en otras localidades, como Galdakao. En ese caso, el Bizkaibus deja a los pasajeros en las proximidades de la estación de Bolueta. Seguramente el caso más conflictivo fue el de Etxebarri, que enfrentó a la Diputación y el Ayuntamiento durante meses y donde tuvieron que mediar los tribunales.

Una demanda histórica

Mejorar las conexiones de Trapagaran es una demanda histórica en toda la zona desde la época en que había un trasiego constante de mineros. El propio desarrollo inicial del municipio se explica en parte por la inauguración, a finales del siglo XIX, del ferrocarril de Triano.

La llegada de aquel tren de mercancías y pasajeros dibujó rápidamente dos zonas bien diferenciadas: una parte alta donde se concentraban los trabajadores de las minas y otra baja, más rural y donde empezaban a despuntar algunos servicios. Para comunicar esos dos mundos se inauguró en 1926 el funicular de La Reineta, cuyo cometido original fueron las mercancías y que hoy gestiona Euskotren y sirve de atractivo turístico. Cuando el mineral comenzó a escasear, la zona alta se fue despoblando y las comunicaciones se fueron estancando.

Desde verano, los vecinos de Trapagaran irán dejando atrás esa honda sensación de desconexión. Al menos, así lo espera la institución foral con la nueva lanzadera.