Las Juntas rechazan ampliar a otros colectivos las paradas a demanda para mujeres en Bizkaibus

Una unidad de Bizkaibus circula por el centro de Bilbao./Ignacio Pérez
Una unidad de Bizkaibus circula por el centro de Bilbao. / Ignacio Pérez

La medida empezó a aplicarse como prueba piloto el 5 de octubre en tres líneas de autobús

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

La Comisión de Transportes, movilidad y cohesión del territorio de las Juntas Generales de Bizkaia ha rechazado esta mañana la posibilidad de ampliar en Bizkaibus la parada a demanda, que se ha empezado a implantar ahora exclusivamente para mujeres y como medida contra la violencia de género, a cualquier usuario de este medio público de transporte. La idea había sido planteada como proposición no de norma por el Grupo Mixto y ha sido rechazada de plano por todos los demás partidos.

Como ha explicado en la misma comisión el diputado de Transportes, Miguel Ángel Gómez Viar, la parada a demanda ha empezado a aplicarse como prueba piloto el pasado viernes, 5 de octubre, en tres líneas: A3136 (Bilbao-Barakaldo-Santurtzi), A3516 (Bilbao-Mungia) y A3932 (la lanzadera entre Bolueta y Galdakao, en un horario nocturno que va desde las 22.30 a las 6.30 horas. En función de los resultados de la experiencia, la primera de este tipo que se lleva a cabo en un ámbito interurbano y no dentro de una localidad, se decidirá cómo extender esta medida a otras líneas y qué mejoras aplicarle.

Desde el Grupo Mixto, su único representante, Arturo Aldecoa, había planteado la posibilidad de extender «a cualquier persona viajera en los autobuses de Bizkaibus la oferta de medidas de seguridad que se implanten en los mismos destinadas inicialmente sólo a sectores concretos de la población», esto es, a las mujeres que viajan solas o a cargo de menores. A juicio de Aldecoa, este tipo de parada podría ser usada además por menores que viajen solos, personas mayores o discapacitados.

La propuesta ha sido rechazada en firme por todos los demás grupos políticos, con dureza en el caso de Podemos. En síntesis, sus representantes han coincidido al considerarla como extemporánea, fuera de lugar e inadecuada, y han argumentado que soslaya e incluso «invisibiliza» el problema que ha llevado a plantear este tipo de paradas: la violencia contra las mujeres. Todos han recordado a Aldecoa que la medida se adoptó específicamente para prevenir las agresiones machistas. En consecuencia, PNV, Bildu, Podemos, PSE y PP han votado en contra de la propuesta, que ha contado con el único voto de su proponente.

 

Fotos

Vídeos