Un juez de Teruel investiga a una red que introducía inmigrantes en el Puerto de Bilbao

Imagen de grúas en el puerto de Bilbao./
Imagen de grúas en el puerto de Bilbao.

Seis personas que se dedicaban a introducir de manera ilegal a familias kurdas han sido detenidas

EL CORREO

El Puerto de Bilbao lleva tiempo siendo investigado por ser el lugar que utilizan varias organizaciones criminales dedicadas a la inmigración ilegal. Un auto de un juzgado de Teruel ha venido a ahondar en este siniestro negocio con el desmantelación de una trama que actuaba en Santurtzi tras el arresto de seis personas que se dedicaban a introducir de manera ilegal a familias kurdas a quienes trasladaban en camiones frigoríficos. Estas personas pasaban entre 30 o 40 horas de viaje a temperaturas que rondaban los 4 grados.

El 15 de febrero de 2017, el conductor de un camión frigorífico con alimentos, de paso por Teruel y con destino a Reino Unido, alertó a la Guardia Civil de la presencia en el interior de una familia de seis inmigrantes, cuatro de ellos niños. Una semana después esa misma familia fue localizada en el interior de un camión listo para embarcar en un ferry del Puerto de Santurtzi.

El auto recoge otros episodios similares y se acusa a la trama de organizar la entrada ilegal de 15 personas de origen kurdo. Los investigadores dieron con los cabecillas porque movían mucho más dinero que el procedente de una actividad laboral normal. Los inmigrantes procedentes de Iraq pagaban entre 10.000 y 15.000 euros por persona, 8.000 en el caso de los niños.

La organización a la que pertenecían los acusados estaba, en su mayoría, compuesta por individuos de origen iraquí asentados en Valencia y Barcelona. Eran «conscientes del riesgo» que suponía el viaje y aún así aseguraban a los inmigrantes que no representaba un peligro para los niños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos