El Correo

La explosión en una mina turca deja más de 270 muertos

vídeo

Rescate de uno de los cadáveres / Afp

  • Centenares de trabajadores siguen atrapados en el pozo de carbón de Manisa

  • La deflagración podría haber sido causada por un fallo eléctrico en un transformador

El ministro de Energía turco, Taner Yildiz, ha elevado a 270 los mineros fallecidos como consecuencia de la explosión y el posterior incendios registrados en una mina de Soma, en el oeste de Turquía, y advertía de que podría ser el peor accidente minero de la historia del país, algo que finalmente ha sucedido. Ha superado La mayor tragedia en una mina de Turquía sucedió en 1992, cuando una explosión de grisú mató a 263 mineros. El segundo y el tercer peor siniestro tuvieron lugar en 1983 y en 1990 y dejaron 103 y 68 muertos, respectivamente, por sendas explosiones de gas metano.

Tras la evacuación de nueve mineros vivos este miércoles por la mañana, las esperanzas de encontrar a más trabajadores con vida se van reduciendo, según ha explicado las autoridades turcas. "Estamos preocupados por la posibilidad de que el balance de muertos pueda aumenta", ha afirmado Yildiz, que ha explicado que se continúa inyectando oxígeno en la mina, que continúa siendo víctima del incendio. Yildiz ha dicho que han sido encontrados 363 mineros de los 787 que trabajan en esta explotación de carbón, incluidos los fallecidos y los 80 heridos rescatados, de los cuales cuatro se encuentran en estado crítico.

Identificación de los cadáveres

El ministro de Energía ha indicado que se han realizado las autopsias en los cadáveres de 72 mineros y que el proceso de identificación se desarrollará a partir de este miércoles al mediodía. Todavía se desconoce la causa de la explosión. Yildiz ha dicho que las muertos se han debido a inhalación de monóxido de carbono y ha descartado que la explosión fuera causada por gas metano o grisú.

La deflagración se ha registrado cuando se estaba realizando el cambio de turno, lo que hace temer un número de fallecidos aún más elevado que el balance actual. El presidente turco, Abdulá Gul, ha ordenado al Gobierno regional de Manisa que ponga todos los medios disponibles para rescatar a los mineros.

El primer ministro del país, Recep Tayyip Erdogan, ha cancelado el viaje que tenía previsto hacer a Albania para trasladarse a la provincia del accidente y ofrecer sus condolencias a los familiares de los mineros de Soma. El principal líder de la oposición, Kemal Kilicdaroglu, también ha cancelado sus actos para visitar la zona del siniestro este miércoles.

Decenas de familiares de los mineros se encuentran en la explotación esperando noticias sobre sus allegados. Otros familiares se han acercado a los hospitales para averiguar cómo se encuentran sus familiares heridos. La Media Luna Roja turca ha instalado tiendas de campaña para los familiares de los mineros que esperan a tener noticias de sus seres queridos en la mina de soma.

El ministro Yildiz ha explicado que los mineros que continúan dentro de la mina estarían situados a unos 3,5 kilómetros de la entrada de la explotación. Además, ha asegurado que el incendio se originó a una profundidad de 150 metros y ha prometido transparencia informativa y hacer todo lo posible por rescatar a todos los trabajadores cuanto antes. "El tiempo trabaja contra nosotros. Estamos afrontando una gran adversidad", ha asegurado.

"Desgraciadamente, estoy realizando una de las labores más duras para un ministro de Energía", ha dicho. "Digo esto con la preocupación de que nuestra angustia pueda aumentar en las próximas horas", ha explicado el ministro de Energía turco.