La aviación rusa golpea Raqa, principal feudo del Estado Islámico en Siria

Bombardeo en Homs. /
Bombardeo en Homs.

La Fuerza Aérea de ese país asegura haber destruido en las últimas horas al menos dos centros de mando, dos campos de entrenamiento y otras instalaciones del grupo yihadista

COLPISA / AGENCIASDAMASCO

La Fuerza Aérea rusa ha destruido en las últimas horas al menos dos centros de mando, dos campos de entrenamiento y otras instalaciones del Estado Islámico en Siria, ha informado un portavoz militar ruso.

más información

"El 1 de octubre, los bombarderos Su-24M destruyeron un centro de mando del Estado Islámico (EI) y un campo de entrenamiento cerca de Qasert-Faraj, al suroeste de Raqa", ha señalado el general Igor Konashenkov, portavoz militar, a los periodistas. En ese mismo ataque, los Su-24M -Fencer en la terminología de la OTAN- han acabado con decenas de vehículos militares y armamento pesado de los yihadistas, ha asegurado el general al ofrecer el parte diario de la campaña rusa en Siria. Los ataques se han cobrado la vida de al menos doce yihadistas.

La pasada madrugada, la aviación rusa despegó en diez ocasiones de la base militar de Latakia, en la costa mediterránea del país árabe, y atacó siete objetivos del Estado Islámico, entre ellos otro centro de mando y nudo de comunicaciones que tenían los terroristas en la provincia de Alepo.

Damasco exige a quienes quieran combatir el terrorismo que se coordinen con el Gobierno

El ministro de Exteriores de Siria, Walid al Mualem, ha exigido este viernes ante la Asamblea General de Naciones Unidas que todo el que quiera luchar contra el terrorismo en suelo sirio coopere con el Gobierno de Bachar El-Asad, tal y como está haciendo Rusia.

"Todos los bombardeos son inútiles si no se hacen en cooperación con las Fuerzas Armadas sirias, las únicas que están combatiendo el terrorismo en Siria", ha afirmado Al Mualem durante la 70ª sesión plenaria de la ONU.

El jefe de la diplomacia siria ha asegurado que "todas las operaciones anteriores para combatir el terrorismo solo han servido para propagarlo", en una alusión indirecta a la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que actúa al margen del régimen de El-Asad.

Al Mualem ha querido aclarar que, a pesar de la ayuda internacional, las Fuerzas Armadas sirias "son capaces de limpiar el país de terroristas, aunque ha reconocido "todos los sacrificios que ha tenido que hacer el pueblo sirio".

"El terrorismo no se combate solamente desde el aire", ha sostenido, reclamando a los países que controlen el flujo de combatientes extranjeros que están llegando a Siria para unirse a los milicianos de negro. "Quienes pretenden crear un Estado Islámico no se detendrán en Siria o Irak. Como todos ustedes saben, y como han dicho en varias ocasiones, su objetivo va desde La Meca a Europa. Se seguirán extendiendo más allá de nuestras fronteras", ha alertado.

El representante sirio ha abogado también por una solución política a la guerra civil. En concreto, se ha mostrado dispuesto a debatir el plan de paz del enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, con miras a celebrar un nuevo "diálogo nacional" en Ginebra III. Pero ha matizado que quienes acudan a la mesa de negociaciones "no pueden pretender conseguir allí lo que no han logrado en el campo de batalla durante los últimos cuatro años y medio". "La decisión es solo del pueblo sirio", ha recalcado.

Además, los cazas Su-25M -Frogfoot la OTAN- atacaron un campo de los yihadistas en la provincia de Idlib, donde según Konashenkov "destruyeron búnkeres y almacenes de combustibles de los terroristas". Moscú también asegura haber acabado con un gran almacén de armas y municiones del Estado Islámico en otra zona de esa misma provincia.

Una treintena de misiones

La aviación rusa ya ha completado una treintena de misiones de vuelo en menos de 48 horas en varias provincias del país árabe, desde que el Senado ruso autorizara el miércoles el empleo de las tropas de este país para luchar contra organizaciones terroristas en territorio sirio.

El Kremlin ha garantizado que todos los ataques de la aviación rusa se dirigen exclusivamente contra posiciones yihadistas y en ningún caso contra la población civil, aunque ha reconocido que otras organizaciones terroristas están en su lista de objetivos.

Pese a esto, siete países (Turquía, EE UU, Reino Unido, Francia, Alemania, Arabia Saudí y Catar) han difundido hoy un comunicado en el que exigen a Rusia que cese los bombardeos contra la oposición siria y la población civil.

Duración de la campaña

La irrupción de Rusia en el conflicto sirio ha alterado la situación de una guerra que se prolonga desde hace más de cuatro años. La actuación de los aviones rusos parece ir para largo. Según ha apuntado hoy el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la cámara baja del parlamento ruso (Duma), Alexei Pushkov, la campaña de bombardeos durará "entre tres y cuatro meses" y se intensificará.

"Siempre existe un riesgo de empantanarse pero en Moscú se habla de entre tres y cuatro meses de operaciones", ha afirmado Pushkov a la radio francesa Europe 1. A la pregunta de si los ataques se intensificarán, ha contestado: "Absolutamente".

Pushkov ha añadido que los bombardeos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos no eran suficientemente eficaces y había que pasar a otra etapa en la lucha contra el Estado Islámico en Siria. "Creo que lo importante es la intensidad. La coalición estadounidense fingió bombardear Daesh (acrónimo árabe del EI) durante un año, sin resultado. Si se hace de forma más intensa creo que dará resultados", ha estimado el responsable parlamentario. "Sólo el 20% de las operaciones (de la coalición internacional) dio resultado. En el 80% (de los casos), ni siquiera bombardearon", ha afirmado Pushkov.

El responsable parlamentario ha rechazado las acusaciones de países occidentales que aseguran que los cazabombarderos rusos no se focalizan en el Estado Islámico, o no sólo en él. "El objetivo principal son los grupos de Daesh más cercanos a Damasco", ha precisado Pushkov. Los países occidentales afirman que Rusia bombardea en zonas lejanas a las bases del Estado Islámico, situadas en el este de Siria. "Hay que solucionar el tema de Daesh, eliminarlo o neutralizarlo y después veremos", ha insistido el responsable parlamentario.