Trump afirma que el 'Brexit' le dará a Reino Unido «su propia identidad»

Theresa May, junto a Donald Trump./
Theresa May, junto a Donald Trump.

El presidente de EE UU coincide con la líder británica en mantener las sanciones contra Rusia

COLPISA / AFPFiladelfia

El presidente de EE UU, Donald Trump, ha asegurado que la relación de su país con el Reino Unido es "más fuerte que nunca" gracias en parte a su afinidad con la primera ministra británica, Theresa May.

Más información

En una conferencia de prensa tras reunirse en la Casa Blanca con Trump, May ha confirmado además que el presidente estadounidense ha aceptado una invitación de la reina Isabel II para visitar el Reino Unido en un futuro próximo.

El multimillonario respaldó publicamente la salida del Reino Unido de la Unión Europea, afirmando que esa medida era "algo maravilloso" para el país. "Creo que cuando se lleve a cabo, tendrán vuestra propia identidad y tendrán la gente que quieran en su país", dijo Trump.

"Van a poder hacer acuerdos de libre comercio sin tener a nadie vigilando lo que hagan", afirmó el mandatario estadounidense.

Ambos mandatarios han coincidido en mantener las sanciones contra Rusia. Trump considera que aún es "pronto" para hablar sobre la posibilidad de que su país levante las sanciones al Gobierno de Putín, mientras que la británica, ha considerado que las sanciones económicas a Moscú "deben continuar". "Es demasiado pronto para hablar de eso", afirmó Trump.

Este sábado está previsto que se produzca la primera conversación oficial entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y Trump desde que el mandatario estadounidense tomara posesión de su cargo el pasado 20 de enero. "No le conozco personalmente, pero espero que tengamos una fantástica relación", afirmó Trump sobre Putin, y aseguró que quiere colaborar con Moscú en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico en Siria e Irak.

Por su parte, May apuntó que "las sanciones a Rusia deben continuar" y agregó: "Seguiremos manteniendo esa posición dentro de la Unión Europea", bloque del que, sin embargo, el Reino Unido tiene previsto salir antes de finales de 2019 tras la victoria del "brexit" en el referéndum del año pasado. Pese a coincidir con May hoy en que las sanciones económicas contra Rusia deben proseguir, el presidente estadounidense ha señalado en varias ocasiones que consideraría retirarlas si Moscú colabora con Washington.

Estados Unidos y la Unión Europea impusieron sanciones económicas en 2014 a Moscú, que se han reforzado en sucesivas rondas, por anexionarse la península de Crimea y respaldar a los separatistas prorrusos del este de Ucrania en el conflicto civil de ese país.