Imágenes poderosas

Irene Abascal, Carmen González, Txaber Gandiaga y Montse González. /BORJA AGUDO
Irene Abascal, Carmen González, Txaber Gandiaga y Montse González. / BORJA AGUDO

Inauguración en el Guggenheim de la exposición de fotografías de Thomas Struth

TXEMA SORIA

El Museo Guggenheim inicia la temporada de exposiciones, tras un verano en el que los visitantes han vuelto a acudir en masa a sus salas, con una muestra de fotografías de Thomas Struth, organizada por la Haus der Kunst de Múnich en colaboración con la pinacoteca vizcaína. Un viaje que recorre el trabajo a lo largo de las últimas cinco décadas de uno de los fotógrafos más influyentes de la posguerra europea, en el que quedan plasmadas sus preocupaciones, que van desde la fragilidad de la existencia a los efectos de la globalización o la inestabilidad de las estructuras sociales.

Fotografías poderosas -incluido un autorretrato del propio Struth realizado en el año 2000, en el que contempla a su vez un autorretrato de Alberto Durero del año 1500-, muchas de ellas sacadas de su propio archivo, en las que muestra al público algunas de sus grandes preocupaciones: los lazos familiares, la naturaleza, la cultura, el espacio público o los límites de las nuevas tecnologías.

Una muestra, cuyos comisarios han sido Thomas Weski y Lucía Agirre, que fue presentada por Juan Ignacio Vidarte, director del Guggenheim bilbaíno, que estuvo acompañado por Juan Mari Aburto, alcalde de Bilbao; Lorea Bilbao, diputada foral de Cultura; Joxean Muñoz, viceconsejero de Cultura del Gobierno vasco; y Bernhard Spies, director gerente de la Haus der Kunst de Munich.

Entre quienes acudieron al acto inaugural se encontraban Ana Otadui, presidenta de las Juntas de Bizkaia; Vicente Reyes, subdelegado del Gobierno; Maite Lozano, Pilar Aresti, Vicky de Ybarra, el arquitecto César Caicoya, Emilia Coca, Mari Ángeles Izquierdo, el pintor Víctor Sarriugarte, Isabel Batiz, Carmen Miral, María José Gandarias, Yolanda del Hoyo, Maite Lastra, Edurne Davalillo, Montse González, Roberto Alonso, Begoña Zubieta, y la artista bilbaína Concha Argüeso, que esta misma semana inaugura exposición en la galería Vanguardia.

Asimismo se acercaron Txema Vázquez Eguskiza, Delia Quintanilla, Mercedes Prado, Carlos Cela, Juan Mari Irigoyen, Alberto Ipiña, Begoña Bilbao Antepara, Concha Badiola, Irene Abascal, Txaber Gandiaga, Carmen González, María Eugenia Moyano, Antonio Barandiarán y Carmen Careaga. No faltaron a la cita artística José Miguel Barrenechea, Elena Landecho, Roberto Sáenz de Gorbea, Arantza Díaz, la doctora Mar Mendibe, Enrique Moreno Esquibel, Mar Rouret, Olatz Candina, Alejandra Acillona, Pilar de la Rica, Mariapi Alza, José Manuel Mendoza, Jorge Canivell, Matilde Elexpuru, el ex alcalde Ibon Areso, Idoia Bilbao, el escultor Ángel Garraza, Pilar Álvarez, Moriah De Zen, Fidel Díez Mesa y Juan Zapater, director de Bilbao Arte.

Asistieron también Edouard Mayoral, Jon Ortuzar, Ana Berta Campo, el actor Carlos Panera, Ane Carracedo, Mari Ángeles Ortube, Yolanda Aberasturi, considerada como la mejor peluquera de España; Alberto González, Sofía Mugarza, Leire Pradera, Kristina y Jone González Bilbao, Carmen Canales, Carmen Díez del Sell, Eva Domaica, Almudena Cacho, el notario y artista Alfonso Batalla, Emilia Epelde, Erika Ede, Carlos Gorria, Begoña Bernal, el artista Alberto Palomera, Ricardo Martínez de Pera, Igone Ossorio, Javier de Juana, Ricardo Marco, Belén Astorqui, el cocinero Prado Egia'Tar Julen, el artista Alberto Lomas, Txema Agiriano, Tomás Uribe-Echevarría, Rosa Miren Pagola y Begoña Cava.