Una hoguera se descontrola y siembra la alarma en Barrika

E. C.

Un cambio en la dirección del viento hizo volar unos restos que prendieron en la hierba y se extendieron hacia el monte

NURIA R. CETINA

La noche de San Juan se saldó anoche sin grandes contratiempos. El más reseñable aconteció junto al bar Golfo Norte en Barrika pocos minutos después de que a las 23.00 horas comenzara a consumirse la hoguera. Un cambio en la dirección del viento hizo volar unos restos que prendieron en la hierba y se extendieron hacia el monte. «Había más fuego en la maleza que en la propia hoguera», relataba anoche uno de los presentes.

Los responsables intentaron extinguir las llamas con baldes de agua, pero su actuación resultó insuficiente y acudieron bomberos del parque de Artaza. Estos, junto con los de Urioste y ertzainas, desalojaron el lugar para evitar que se produjeran daños personales. «Había mucha gente. Había sido un buen día de playa y muchas personas se acercaron a última hora de la noche para tomar algo», relata el testigo.

La hoguera, «hecha de madera y bien montada», se situaba justo enfrente del aparcamiento. No obstante, tampoco se produjeron desperfectos materiales en los vehículos estacionados, tal y como confirmaron responsables del parque de Urioste. «El fuego, que no resultó ser de gran extensión y que quedó extinguido en menos de una hora, derivó hacia el acantilado, con lo que el riesgo todavía se minimizó más», indicaron.

También en la zona de Andikollano, en Barakaldo, fue necesaria su intervención para extinguir un pequeño incendio. Por su parte, los Bomberos de Bilbao tuvieron que realizar 14 salidas poco relevantes. La de mayor envergadura, en el parque Etxebarria. En ninguna hubo que lamentar daños personales o materiales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos