Heridos dos operarios al desplomarse parte de una casa que derribaban en el Peñascal

Edificio donde se produjo el accidente laboral./LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Edificio donde se produjo el accidente laboral. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

Las víctimas, que quedaron atrapadas bajo los escombros y sufren heridas de consideración, fueron rescatadas por los bomberos

HELENA RODRÍGUEZ

Dos trabajadores de la construcción resultaron heridos ayer en las obras de derribo de una casa de la zona de Gardeazabal, en el barrio bilbaíno del Peñascal. El accidente se produjo en torno a las 15.30 horas cuando una de las paredes del inmueble cedió y cayó sobre los operarios. Ambos operarios tuvieron que ser rescatados por los Bomberos y fueron trasladados al hospital de Basurto con lesiones de diversa consideración: uno de ellos con una pierna rota y el otro con contusiones en la espalda.

En el momento del siniestro, los trabajadores se encontraban en la segunda planta del número 51 de Gardeazabal. Forman parte del equipo que, desde el pasado junio, echa a abajo ocho bloques de infraviviendas. Se trata de una actuación desarrollada de manera conjunta entre el Departamento de Vivienda del Gobierno vasco y el Ayuntamiento de Bilbao y que también contempla derruir, a partir de enero, 13 edificios más del entorno.

Los responsables de seguridad barajan que el mal estado de la construcción esté detrás del accidente. Según testigos presenciales, una de las paredes de la casa se vino abajo y el fuerte impacto hizo que cediese el suelo de la segunda planta, donde trabajaban los heridos. Uno de ellos quedó parcialmente sepultado, mientras que el otro desapareció bajo los escombros.

@BOMBEROSBILBAO

Un gran estruendo

«Yo estaba paseando al perro aquí al lado y he oído un estruendo muy fuerte y de repente una gran polvareda. Es un milagro que no haya pasado nada más grave, que no haya habido muertos», explica Loly, una vecina del barrio. Los Bomberos de Bilbao movilizaron a sus efectivos del parque de Miribilla, que al llegar al lugar comenzaron las labores de rescate. «A uno le sacaron enseguida, con la pierna mal. Al otro les costó un poco más», describe la mujer. También se desplazó al barrio la Policía Municipal.

Una vez liberados, dos ambulancias del SAMUR trasladaron a los heridos al Hospital de Basurto. Desde el Ejecutivo vasco confirmaron que sus heridas «no revisten gravedad pese a lo aparatoso de un siniestro que, en todo caso, lamentamos profundamente».

El proyecto de Gardeazabal forma parte de una ambiciosa actuación urbanística que eliminará la infravivienda que aún existe en el Peñascal. En total, se tirarán 320 pisos y se construirán 292. Una vecina aseguró ayer que hay casas aún habitadas. Tanto el Consistorio como el Departamento de Vivienda descartaron esa posibilidad.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos