Hasta 10 horas de espera, con los termómetros rozando los 40 grados