Este contenido es exclusivo para suscriptores

Tu suscripción anual por 59,40€ al año. ¡Últimos días! para llevarte un lote de productos Ortiz

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos
La mascota de...

«Me gusta andar en moto y tengo un caniche, ¿y qué?»

Emilio posa con Jeep sobre una Harley WL de 1942, en el taller de su concesionario en Bilbao./luis ángel gómez
Emilio posa con Jeep sobre una Harley WL de 1942, en el taller de su concesionario en Bilbao. / luis ángel gómez

Carlos Benito
CARLOS BENITO

Emilio Valcárcel aún se emociona un poquito al acordarse de Bronx, la primera mascota que tuvo cuando alcanzó la mayoría de edad y se independizó. Era una cocker. «Bueno, una cocker con mezcla. Menos el de ahora, todos los perros que he tenido han sido 'siete leches', como decía mi madre». Podríamos decir que aquella perrita alegre y decidida hizo suyas las aficiones de su compañero humano: «Era maravillosa, le encantaba ir en moto. Venía corriendo en cuanto oía el motor, le abría el baúl y se metía de un salto. Íbamos al monte: para ella, la moto significaba campo», relata el gerente de Harley-Davidson Bilbao. En una de aquellas excursiones, un coche los embistió por detrás: «Nos dimos un buen susto, pero no le hizo nada y no cogió miedo a montar». En otro encontronazo con un automóvil, esta vez sin moto, corrió peor suerte: murió atropellada delante de la casa de los padres de Emilio.