La Guardia Civil destruye más de 3.000 armas almacenadas durante los dos últimos años en Bizkaia

Destrucción de las armas./GUARDIA CIVIL
Destrucción de las armas. / GUARDIA CIVIL

LA ONU estableció el día 9 de julio de 2001 como 'Día Internacional de la Destrucción de Armas de Fuego'

EUROPA PRESS

La Guardia Civil ha destruido durante el año 2018, en dos operaciones, un total de 3.007 armas/piezas que se hallaban depositadas en las distintas Intervenciones de Armas y Explosivos de la provincia de Bizkaia, y que habían sido entregadas de manera voluntaria por sus propietarios legales para su reducción a chatarra y otras, en menor medida, que habían sido decomisadas.

Según ha informado la Delegación del Gobierno central en el País Vasco, se ha llevado a cabo el achatarramiento de la totalidad de las armas catalogadas. Se trata de 2.297 armas largas, 317 armas cortas, dos armas automáticas, un arma anestésica, tres ballestas, 25 armas de avancarga/flobert, 45 armas de aire comprimido, 99 armas detonadoras, 52 piezas fundamentales, 157 armas blancas, tres defensas eléctricas y otras seis de diferentes tipos.

Entre el total de las armas se hallaban las no adjudicadas en la subasta celebrada el pasado 5 de mayo en la cabecera de la Comandancia de la Guardia Civil de Bizkaia. La destrucción de estas armas se ha realizado mediante fundición en el horno eléctrico de la empresa Sidenor de Basauri.

'Día Internacional de la Destrucción de Armas de Fuego'

LA ONU estableció el día 9 de julio de 2001 como 'Día Internacional de la Destrucción de Armas de Fuego'. En este día se conmemora la destrucción de las armas de fuego que se encuentren en manos de la población civil de forma ilegal, y que son utilizadas como herramienta principal para la comisión de hechos delictivos.

Según ha destacado la Delegación del Gobierno, estas destrucciones en países cuyo nivel de seguridad es elevado, como los países de la UE, «evitan que las armas aprehendidas en hechos penales o cuyos propietarios no cumplan con los requisitos indispensables para su tenencia, caigan en manos delictivas, evitando además grandes almacenamientos que implicarían un riesgo elevado para la Seguridad Ciudadana».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos