La Gran Recogida de Alimentos supera el millón de kilos en Bizkaia

Voluntarios participan en la Gran Recogida de este año en el centro comercial Artea./Luis Ángel Gómez
Voluntarios participan en la Gran Recogida de este año en el centro comercial Artea. / Luis Ángel Gómez

El dato «consolida» una campaña que supone un tercio de la comida que entrega el Banco de Alimentos en un año

Olatz Hernández
OLATZ HERNÁNDEZ

Un año más los vizcaínos se han volcado con la Gran Recogida de Alimentos, que se celebró la semana pasada y que ha recogido un 1.005.000 kilos de comida. Arroz, legumbres, conservas, aceite... que llegará a las despensas de 28.500 personas en situación de vulnerabilidad. «La cantidad recogida consolida esta campaña y refleja la solidaridad de los ciudadanos», ha destacado esta mañana el presidente del Banco de Alimentos en Bizkaia, Miguel Ángel Fernandino

Vestidos con chalecos de colores, 5.500 voluntarios entregaron bolsas de compra en 270 establecimientos. «En otros 30, los clientes podían aportar a través del 'bono alimentos'», sistema que permite a la ONG disponer de los artículos necesarios en el momento oportuno. Este año se marcaban como objetivo mantener cifras parecidas a 2017, cuando se donaron unos 980.000 kilos de comida. «No ha sido fácil. El ruido mediático, que habla de una mejora económica, hace que los donantes se relajen, pero no ha sido así y debemos estar orgullosos», apunta Fernandino.

Productos «con más calidad»

No es la única buena noticia: la calidad de los productos donados es mayor. «Antes se donaba mucha leche, arroz...»; ahora los vizcaínos que lo necesiten podrán llevarse a casa legumbres, conservas y aceite. Todo ello se complementa con frutas y hortalizas que se recogen a diario en Mercabilbao. Una segunda campaña, en primavera, completa las necesidades del Banco de Alimentos. «Es más pequeña, con una recogida de unos 300.000 kilos. Con la Gran Recogida ya tenemos asegurado un tercio de lo que entregaremos durante el año».

Esa gran cantidad de paquetes de comida obliga a estos días a mantener un ritmo frenético en el almacén del Banco de Alimentos en Basauri. «Tenemos turnos de 25 personas trabajando sin parar: clasificando y haciendo las entregas», reconoce Fernandino. Una vez ordenada, la comida pasará a manos de 230 entidades que se encargarán de repartir esa ayuda.

 

Fotos

Vídeos