Gotas congeladas en el aire, una bici de neón... los escaparates más originales de Bilbao tienen premio

Juan Luis Primo, en el escaparate del comercio que regenta en Marzana, Ciclos La Ferro. /Ignacio Pérez
Juan Luis Primo, en el escaparate del comercio que regenta en Marzana, Ciclos La Ferro. / Ignacio Pérez

La iniciativa Arteshop que convierte los escaparates en obras de arte elegirá el jueves a sus ganadores

OLATZ HERNÁNDEZ

Mucho ha llovido desde que la paragüería Leoz abriera sus puertas en 1933, pero nunca antes la lluvia se había colado más allá del escaparate. Ahora, del techo cuelgan decenas de gotas suspendidas en el aire inspiradas en el poema 'Parece que llueve' de Blas de Otero. «Es un homenaje a la lluvia en Bilbao», explica la dueña. Esta intervención, obra del estudiante de Bellas Artes Emilio Cordero, es una de las diez finalistas de los Premios Arteshop Bilbao 2018 que se darán a conocer el jueves.

Lourdes Leoz, la tercera de una familia dedicada a las varillas, invita a pasar al interior, orgullosa. En el techo varios paraguas despliegan una serie de bombillas llenas de agua. La dueña está tan encantada con la composición que no parece molestarle tener que trabajar a oscuras: «Forma parte de la obra. Con luz infrarroja las bombillas llenas de 'quinina' parecen gotas de hielo», explica mientras de fondo suena una tormenta, también parte de la intervención.

Es el segundo año que participan en la iniciativa Arteshop y en el montaje ha participado toda la familia: «Mi hijo, el mayor, es músico y ha compuesto la música que se oye de fondo. El pequeño también estuvo enroscando las bombillas», ríe. Desde que cambió la decoración muchos bilbaínos y turistas entran a sacar fotos. Un atractivo más para un comercio cuya calidad es conocida en otros países. «Nos llamaron de una paragüería de la Quinta Avenida de Nueva York para que les enseñáramos durante un mes cómo arreglábamos y montábamos paraguas, pero no fuimos. Es imposible aprender un oficio en tan poco tiempo», afirma Lourdes.

Escaparates de Vinos y Licores Ruiz, Ciclos Ferro y Paragúería Leoz. / Ignacio Pérez

En la calle Marzana, unas luces brillantes dan la bienvenida a la tienda de bicicletas Ciclos La Ferro. «Se trata de un cuadro de bici hecho con unos tubos de falso neón», explica Juan Luis Primo, al frente de este establecimiento. La intervención es obra de Inés Martínez y Elisa Montero, en segundo año de carrera. «Queríamos montar algo que llamara la atención y que sirviera para identificar la tienda de inmediato», explican las artistas.

Pasando Bilborock, en la calle Hernani, el escaparate de Vinos y Licores Ruiz, alberga una performance. «Es un bodegón contemporáneo», detalla una de las artistas, Maria Grandmontagne. Por un tubo, gota a gota, se va deslizando el vino hasta una gran garrafa de cristal. «Una videocámara graba todo y lo transmite en directo en una pantalla situada dentro de un marco». Llevan ideando el proyecto desde abril, y aunque no están entre las finalistas, destacan «que ha sido una experiencia estupenda».

Temas

Bilbao