El Gobierno vasco dice que está revisando «desde cero» el proyecto del metro a Rekalde y evita fijar plazo a la obra

Protesta celebrada en noviembre en Rekalde en demanda de la línea 4./Borja Agudo
Protesta celebrada en noviembre en Rekalde en demanda de la línea 4. / Borja Agudo

La consejera Arantxa Tapia aseguró este viernes en el pleno del Parlamento que los expertos han planteado correciones al plan inicial

Octavio Igea
OCTAVIO IGEA

La consejera de Competitividad e Infraestructuras, Arantxa Tapia, reveló este viernes en el Parlamento que el proyecto de la línea 4 de Metro Bilbao, la que enlazará Matiko y Rekalde, está siendo revisado «desde cero» debido a las correcciones que los expertos han planteado para el plan inicial. Aunque el nuevo dibujo del trazado debería estar listo para este verano,Tapia ha evitado poner plazo a la ejecución de la obra, que lleva sobre la mesa desde 2005. Como ocurre con la extensión del suburbano a Galdakao, a la que tampoco ha querido poner fecha, la consejera ha deslizado que las labores siguen sin ser una prioridad de su departamento y que se abordarán «cuando sea posible» económicamente.

Tapia compareció en la Cámara vasca, que ayer celebró pleno de control, a petición del PP, que instó a la consejera a que mostrase su apoyo público a la ejecución de la Línea 4. «Se han perdido 10 años, estamos peor que cuando se anunció. Para PNV y PSE el metro a Rekalde es una prioridad en campaña electoral, pero luego se esfuma», dijo la parlamentaria popular Nerea Llanos.

La consejera de Infraestructuras explicó desde la tribuna de oradores que el estudio informativo de la línea 4 debe estar listo para julio. Y es que, aunque el proyecto llegó a ser adjudicado la década pasada, Tapia matizó que aquel dibujo está siendo revisado. «Se pretendía hacer una estación en superficie en Rekalde y ahora se cree que es mejor hacerla en caverna», detalló. Eso es lo que obliga a reiniciar las labores.

Como ya adelantó EL CORREO hace un año, la consejera Tapia ha reconocido que el objetivo de su departamento la presente legislatura es tener preparados los proyectos de las líneas 4 y 5 de metro y la ampliación de la 3 hasta el aeropuerto. Finalizar los trámites administrativos para 2020 a la espera de tiempos mejores. Según ha reconocido la consejera, el Gobierno tiene ahora mismo sobre la mesa otros proyectos que centran su esfuerzo inversor. Por encima de todos las obras del Tren de Alta Velocidad, pero también las de la Variante Sur Ferroviaria y la variante de Ermua.

Más allá de que no sea una prioridad, la consejera Tapia, que ha cifrado en 370 millones el coste de la línea 4 y en 266 el de la 5, y ha recordado que la capacidad económica del Gobierno vasco «no es la de antaño». Además del efecto de la crisis, ha asegurado que las instituciones vascas mantienen una deuda de 374 millones con los bancos por la ejecución de las líneas 1 y 2 que no se finiquitará hasta 2027.

Es por todo esto que el Gobierno vasco es reacio a poner fecha a las ampliaciones de Metro Bilbao. En todo caso, Arantxa Tapia ha trasladado a la Autoridad de la Movilidad de Bizkaia -que reúne a Lakua, la Diputación y el Ayuntamiento de la capital vizcaína- la responsabilidad de establecer los plazos concretos de ejecución de cualquier nueva obra del suburbano. «Ahí se decidirán las prioridades», ha asegurado.

 

Fotos

Vídeos