El Gobierno cree que el decreto mejorará la atención y el bienestar en las residencias de mayores

El portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka, muestra un documento a la consejera Artolazabal./esús andrade
El portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka, muestra un documento a la consejera Artolazabal. / esús andrade

Establece que el 75% de las plazas de nueva creación serán individuales, en habitaciones luminosas de 13 metros cuadrados

Jesús J. Hernández
JESÚS J. HERNÁNDEZ

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, realizó ayer una primera valoración del nuevo decreto que regula las condiciones de las residencias de mayores. «Garantiza un mayor bienestar y una correcta atención de las personas mayores y regula los requisitos materiales, funcionales y de personal que deberán reunir todos los centros públicos y privados», señaló. La mandataria del Gobierno vasco destacó que «los centros de nueva creación deberán contar con más plazas individuales», hasta un 75% en lugar del 25% actual. Las nuevas habitaciones dobles deberán tener un mínimo de 19 metros cuadrados y las individuales, 13. Estos requisitos físicos no serán aplicables a los centros ya construidos, pero sí deberán adaptar sus ratios de personal y de funcionamiento, como un número mayor de gerocultoras o un uso más restrictivo de las correas.

El nuevo marco se aplicará cuando quede publicado en el boletín oficial. Regula una normativa desfasada que, aunque fue retocada en 2005 y 2006, proviene de 1998, un tiempo remoto en que las edades, los niveles y las características de la dependencia eran muy diferentes. «Se han mejorado los ratios. Euskadi se sitúa entre los países europeos más avanzados en la atención, servicio y empoderamiento de las personas mayores», valoró Artolazabal, que agradeció el trabajo de Eudel y las tres diputaciones.

«La red de 10.000 plazas de Bizkaia es suficiente, responde adecuadamente, pero puede afinarse» Sergio Murillo | Diputado de Acción Social

«Euskadi se sitúa entre los más avanzados de Europa a la hora de atender y empoderar a los mayores» Beatriz Artolazabal | Consejera de Acción Social

«Sólo son retoques. No supone una mejora real de los ratios de atención en las residencias» Txomin Lasa | Portavoz de ELA

Y es que ahora cada territorio histórico deberá hacer su parte. Los inspectores forales en sus visitas -acuden anualmente a todos los centros- serán los garantes de su cumplimiento tras dos años de margen. Para Sergio Murillo, diputado de Acción Social, «el decreto supone en Bizkaia mejorar una red, un parque suficiente con más de 10.000 plazas, ya construido, que responde adecuadamente a las necesidades de cuidados de alta intensidad pero que debe afinarse y mejorarse con una atención más especializada». Consideró que «son importantes los módulos de 25 personas como máximo o el aforo de 150 dependientes por centro. También lo son algunos protocolos que los acompañan». A juicio de Murillo, «todos estamos convencidos de la necesidad de avanzar desde la realidad actual, que responde a la sociedad de Bizkaia», un territorio envejecido y longevo, donde la dependencia cada vez está más presente. Un 23% de los vascos tiene ya más de 65 años.

A la espera de la valoración de las patronales del sector, las centrales sindicales fueron las únicas en marcar la nota discordante. «Hacemos una doble crítica, al fondo y a la forma. A la forma porque no hemos participado los agentes sociales, pero más grave en el fondo porque no hay una mejora real de los ratios de atención en los centros», opinó Txomin Lasa, portavoz de ELA. «Sorprendidos por la fecha del decreto, en pleno verano», Lasa aseguró que el nuevo marco «sólo trae retoques para maquillar la realidad» y alertó de que «las habitaciones individuales, sin una mayor atención, puede derivar en aislamiento para los mayores».