Gipuzkoa cierra la puerta al envío de más basura a Bizkaia al estrenar su propia planta

La planta de Zubieta recibió ayer las `rimeras basuras E.C,/.
La planta de Zubieta recibió ayer las `rimeras basuras E.C, / .

La Diputación vizcaína y su homóloga en el territorio vecino no han negociado aún el convenio para este año, que en 2018 supuso 2,7 millones de euros

ALEXIS ALGABA

Fue una ceremonia excesivamente prosaica para lo que supuso realmente ese paso. Un trailer entró pasadas las diez de la mañana a la zona de descarga de residuos de la planta de tratamiento mecánico-biológico (TMB) del complejo medioambiental de Zubieta, en Gipuzkoa. Se aproximó marcha atrás, abrió su portón de carga y arrojó las 22 toneladas de desperdiciosque cargaba en una piscina de hormigón. Y punto. Así arrancó una instalación que supone un antes y un después en la gestión de residuos del territorio vecino, ya que pondrá punto y final a décadas de dependencia de vertederos e instalaciones en otras provincias para eliminar la basura. «No nos veremos en la obligación de enviar residuos a Bizkaia nunca más», sostuvo durante el acto el diputado local de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio.

La entrada en marcha de la TMB aleja el riesgo de saturación del vertedero guipuzcoano de Mutiloa, una amenaza que el año pasado obligó a enviar una parte de los residuos generados en esa provincia a la planta vizcaína de Zabalgarbi. Mutiloa puede acoger 117.600 toneladas para todo este ejercicio. En los primeros cuatro meses del año, el diputado de Medio Ambiente confirmó ayer que no se han enviado residuos a Bizkaia, por lo que las 50.000 toneladas potenciales generadas en ese tiempo han sido depositadas en Mutiloa. Su vida útil rondará actualmente las 67.500 toneladas, prácticamente la misma cantidad que se espera producir en lo que resta de año tras el arranque de la TMB. «De ahí que si todo funciona correctamente, no debamos echar mano de la opción de Bizkaia», explicó Asensio.

El convenio firmado con la Diputación vizcaína permite a su homóloga guipuzcoana enviar entre 25.000 y 60.000 toneladas de basura a este territorio durante 2019, un acuerdo que no tienen pensado todavía renegociar hasta comprobar si los cálculos marchan en buena dirección. El pasado curso, Gipuzkoa invirtió 2,7 millones de euros en enviar 20.000 toneladas de fracción resto a Zabalgarbi para su incineración.

Sin embargo, ese puede haber sido el último pago recibido por Bizkaia por este concepto. Si todo marcha según las previsiones, Gipuzkoa será completamente autosuficiente en lo que a gestión de residuos se refiere desde los primeros meses de 2020, para cuando estarán totalmente a punto todas las instalaciones del complejo medioambiental de Zubieta.