El Correo
'Un cuerpo para todos los cuerpos' se lee ahora en la campaña.
'Un cuerpo para todos los cuerpos' se lee ahora en la campaña.

El verdadero cuerpo perfecto

  • Victoria’s Secret se ve obligada a cambiar su última campaña por "jugar con las inseguridades de las mujeres y mandar un mensaje dañino". Más de 26.000 personas exigen una disculpa, y otras marcas de lencería aprovechan para hacer contracampaña

Los ángeles de Victoria’s Secret son ya un icono dentro del mundo de la pasarela. Su archiconocido y espectacular desfile queda ya a la vuelta de la esquina, pero no es por eso por lo que están dando que hablar estos días. Su última campaña en el Reino Unido ha levantado ampollas: 'El cuerpo perfecto', decía un eslogan sobreimpresionado sobre las delgadas figuras de diez modelos en fila. Es innegable la belleza de la plantilla, que cuenta con gran parte de las modelos mejor pagadas del mundo. Sin embargo, reducir la perfección a un tipo de físico difícil de alcanzar ha llevado a las redes sociales a dar un golpe en la mesa.

"El nuevo anuncio de Victoria’s Secret juega con las inseguridades de las mujeres y les manda un mensaje dañino al posicionar las palabras 'El cuerpo perfecto' encima de modelos con exactamente el mismo y muy delgado cuerpo. Esta campaña de marketing es perjudicial. Falla al celebrar la increíble diversidad de cuerpos femeninos al elegir solo un tipo de físico como 'perfecto'". Así sintetiza una petición en Change.org el malestar general que ha provocado el anuncio. Ya son más de 26.000 personas las que han firmado el manifiesto que pide su retirada y que la marca pida perdón. Aunque su objetivo está fijado en los 35.000 apoyos, ni siquiera ha sido necesario alcanzarlo.

La sacudida ha sido tal que la firma de lencería ya ha echado marcha atrás. 'Un cuerpo para todos los cuerpos', se lee ahora sobre la misma fotografía de la misma decena de chicas. Eso sí, no ha habido carta de disculpa.

El verdadero cuerpo perfecto

Basta una búsqueda en Twitter para tomar conciencia de la magnitud de la presión ejercida. Mediante el hashtag ‘#iamperfect’ (‘yo soy perfecta’), cientos de chicas han publicado fotos suyas en un alegato a la diversidad en cuanto a belleza se refiere. Diferentes tallas, etnias y estilos con un denominador común: ellas también son perfectas.

La belleza real contraataca

Otra marca de lencería ha ido más allá, y ya ha hecho suya la campaña de su angelical competidora. Dear Kate se define como "hecha por mujeres para mujeres". "Nuestra misión es darles confianza para hacer cualquier cosa, equipándolas con la ropa interior ideal para cada reto", explican en su página web. Esta firma, desarrollada por la ingeniera química Julie Sygiel, suele utilizar de por sí modelos de variados físicos. Ahora, con más motivo. "A través de esta foto mostramos mujeres que a menudo son rechazadas por los medios. Mostramos la multitud de formas que pueden tomar los cuerpos perfectos". No solo eso, sino que sus chicas "son algo más que caras bonitas". Como Kate Gardiner, la tercera por la izquierda, una consultora de estrategia digital para el desarrollo de audiencias globales con clientes por todo EE UU. O Shelly Ni, la tercera por la derecha, fundadora de ‘The League of Ladies’ ('La liga de las señoritas'), una línea de ropa interior feminista. La chica que posa a su derecha es Gaïa Orain, es su co-diseñadora.

Dove, marca de cuidado corporal conocida por su defensa de "la belleza real", también se ha marcado su propia contracampaña en Twitter, aunque no tan sonada. 'El verdadero cuerpo perfecto', reza una imagen en la que seis chicas de diferentes físicos posan sonrientes.

El verdadero cuerpo perfecto

Desde Dear Kate suponen que "los creadores del anuncio de Victoria’s Secret probablemente no pensaron dos veces el mensaje que estaban enviando". Visto lo visto, habrán tomado nota.

Temas