El Correo

Blanca Padilla, ángel 'made in Spain'

fotogalería

Blanca Padilla, de amarillo, junto a varias modelos de la firma, esta semana. / EFE

  • Un viaje en metro le cambió la vida a la nueva modelo de Victoria's Secret

Un rutinario viaje en el metro de Madrid le cambió la vida para siempre a Blanca Padilla hace poco más de un año. Esta estudiante de Publicidad y Marketing en ESIC acababa de subir al vagón para volver a casa junto a su chico cuando se le acercó un desconocido que se presentó como Ignacio Aysa, que hoy se ha convertido en su mánager y que ha terminado por transformar a Blanca, de solo 19 años pero con una belleza española de infarto, en un verdadero ángel. Uno de esos ángeles con alas de Victoria's Secret, la primera firma de lencería del mundo, que esta semana celebró su esperadísimo desfile anual sobre la pasarela del Centro Earls Court de Londres, y que se emitirá el martes por la tele (grabado) para más de 200 países. El año pasado, más de nueve millones de estadounidenses siguieron una cita que deja cifras mareantes. Por ejemplo, los 2,5 millones de euros de recaudación que se ingresaron solo con la venta de 200 entradas benéficas, los 40 minutos que necesitaron Adriana Lima y Alessandra Ambrosio para ponerse sus sujetadores de dos millones de dólares o los 39 pares de alas que dieron el toque divino al desfile. Blanca Padilla no ha llevado alas en su debut, pero sí un conjunto de lencería blanco con encaje y una bata amarilla con el que se ha convertido en la única española que se sube a la pasarela en esta edición, un hito en el mundo de la moda que ya alcanzaron Helena Barquilla (la primera), Esther Cañadas, Eugenia Silva y Clara Alonso, y que supone acceder de forma automática al olimpo de la pasarela.

Blanca completó esta semana el repóker de 'ángeles' nacionales para poner la guinda a un año de ensueño. La modelo madrileña, que tomaba el biberón cuando Naomi Campbell y Helena Christensen paseaban los primeros sujetadores de diamantes de la firma, ha pasado en unos meses de ser una completa desconocida a trabajar para algunos de los mejores diseñadores del mundo en un abrir y cerrar de ojos. Versace, Del Pozo, Dolce & Gabbana, Elie Saab... Éxito rotundo en las semanas de la moda de París y Milán... La llamada de Victoria's Secret para 'ficharla' no tardó mucho en llegar, aunque ella tenía el teléfono apagado mientras se pateaba Nueva York en busca de un disfraz para Halloween: «Cuando encendí el teléfono vi un montón de llamadas perdidas. Recibí un whatsapp con la noticia y se me cayeron las lágrimas, literalmente». Ella es consciente de su cuerpazo, pero para esta ocasión se lo ha tenido que currar a diario con «mucho gimnasio, muchas proteínas y una limpieza facial». Todo antes de subirse al jet privado que la llevó hasta Londres junto a sus compañeras de pasarela, 30 'top models' de más de 20 países diferentes. Entre ellas, su gran amiga Daniela Braga, de Brasil. Blanca, una fanática de los viajes y el deporte, y que no piensa dejar los estudios (de momento), quiso dejar constancia de cada momento mágico en Instagram. Fue del todo imposible.

Temas