Son ya 6 los infartados derivados a Cruces por una fuga en Basurto

Son ya 6 los infartados derivados a Cruces por una fuga en Basurto

La dirección del hospital bilbaíno afirma que la sala de Hemodinámica, que sólo ha sufrido daños en las paredes y el techo, recuperará la normalidad el miércoles

Izaskun Errazti
IZASKUN ERRAZTI

Una fuga de agua siempre es un quebradero de cabeza y más cuando se produce en un entorno tan delicado como el de un hospital. Así ha ocurrido en Basurto, donde desde el sábado se las han tenido que apañar para atender en condiciones a los pacientes con problemas de cardiología. ¿Cómo? Trasladándolos al hospital de Cruces. De momento, ya son seis las personas que han sufrido un infarto de corazón que han tenido que ser derivados al centro baracaldés, sin que la demora en los traslados pueda afectar a su salud, según subrayaron los responsables sanitarios.

En un primer momento, trascendió que el escape de agua había afectado a varios elementos críticos de la unidad de Hemodinámica, especialmente la sala de control. Fue entonces cuando el servicio de Cardiología, Emergencias y la jefatura de guardia se reunieron con responsables del hospital de Cruces. Y tras evaluar la situación decidieron que la mejor opción era trasladar a los afectados que necesitaran tratamientos a las instalaciones baracaldesas. Este lunes, sin embargo, la dirección de Basurto confirmó a través de una nota que el agua ha afectado únicamente a las paredes y el techo, elementos a los que se someterá a rascado, secado y pintura y, previsiblemente, quedarán restaurados este martes.

Una inspección confirmó también que el equipo de Hemodinámica «no se ha visto afectado por el agua». No obstante, hasta que concluya el adecentamiento de la sala no se pondrá en funcionamiento. Por tanto, hasta el miércoles «no se atenderán pacientes que requieran de este tipo de tratamiento», explica la dirección de Basurto en el comunicado.

Coordinación

Los responsables del hospital universitario destacaron la coordinación que ha mantenido la OSI Bilbao Basurto con otras organizaciones para atender a los pacientes cardíacos con la seguridad necesaria en estos casos. Y para hacer frente, además, a los efectos de la avería que, al poco de detectarse, forzó el traslado a Cruces de un paciente que sufrió un infarto el sábado y de otro que lo padeció el domingo. A través de la nota, la dirección quiere «agradecer la cooperación de estas organizaciones, así como la del personal asistencial, de limpieza y del servicio de mantenimiento que han participado en las diferentes tareas para poder agilizar la puesta en marcha de la sala de Hemodinámica».