«El fuego nos generó angustia porque amenazaba a muchas viviendas»

El espectacular incendio, con varios focos provocados, obligó a movilizar una veintena de dotaciones de Bomberos./t. basterra
El espectacular incendio, con varios focos provocados, obligó a movilizar una veintena de dotaciones de Bomberos. / t. basterra

El alcalde de Muskiz advierte que «quien la hace la tiene que pagar», aunque el autor del incendio seguía ayer sin ser detenido casi una semana después

SERGIO LLAMAS

El incendio forestal que el pasado domingo por la noche puso en alerta a los habitantes de Muskiz no se le olvidará pronto al alcalde de la localidad minera, Borja Liaño, quien no recuerda que el municipio haya sufrido ningún incendio de estas dimensiones en los últimos años. «Parecía una de esas situaciones que se ven por televisión. Evidentemente generó una situación de angustia porque el fuego amenazaba a muchas viviendas», señala el regidor jeltzale, que incide en la buena coordinación entre los equipos de emergencia y en la rápida actuación de los más de 20 equipos de bomberos desplazados.

Pasado el tiempo, toca enfrentarse al balance de los daños, con más de 100 hectáreas arrasadas por las llamas. «Hay algunas zonas que habíamos reforestado con árbol autóctono y que se las ha comido el fuego. Nuestra intención es recuperar ese espacio natural, y para eso habrá que volver a actuar siguiendo las recomendaciones que nos hagan los expertos», señala el alcalde. Como recuerda, todos los vecinos evacuados en un primer momento pudieron regresar a sus casas tras las primeras horas de alarma. «Fue únicamente cuestión de una noche», añade Liaño, que se reconoce orgulloso del «saber estar y la colaboración» de los vecinos de Muskiz.

Liaño habla por teléfono en la zona del incendio.
Liaño habla por teléfono en la zona del incendio. / ignacio pérez

Ahora es el momento de buscar responsables, aunque el regidor se siente incapaz de apuntar en una dirección. «Es la pregunta que se hace todo el mundo. Detrás del fuego solo puede haber una mente trastornada», defiende, sin querer valorar las sospechas de la Ertzaintza hacia algún ganadero de la zona. «En el Ayuntamiento no tenemos constancia de que hubiera algún problema que le pudiera llevar a alguien a hacer esto», zanja. Tampoco entra a cuestionar las posibles condenas para los responsables de entre 10 y 20 años que se han mencionado esta semana. «Son los jueces los que tienen que dirimir, pero sí tengo muy claro que el que la hace, la tiene que pagar. Podía haberse generado una situación muy grave, porque había muchas viviendas en el entorno», subraya.

El regidor dice que «detrás del fuego solo puede haber una mente trastornada»

«Tristemente fácil»

La angustia provocada por las llamas también le ha hecho reflexionar sobre la preparación a la hora de hacer frente a estos incidentes. «Cuando alguien quiere generar una situación dramática o cometer un delito, es tristemente fácil. Desde el ladrón al pirómano. A partir de ahí, en Muskiz existen los mismos riesgos que en cualquier otro lugar del mundo. Lo cierto es que estábamos preparados para actuar cuando ese riesgo, que siempre existe, se convierte en real», razona Liaño, que tampoco advierte ninguna situación extraordinaria en la cercanía de las casas al entorno forestal. «Se traslada ese control y vigilancia al departamento de montes, para que haya una franja de seguridad entre la montaña y las viviendas», añade.