Fotografías con alma

Olatz Arana, Begoña San Miguel, Irati Arana, Adela Zallo e Ibon Arana. /Pedro Urresti
Olatz Arana, Begoña San Miguel, Irati Arana, Adela Zallo e Ibon Arana. / Pedro Urresti

Entrega de los premios de fotografía Argizaiola 2019 en la sede bilbaína de las Juntas de Bizkaia

TXEMA SORIA

La inauguración de la muestra de fotografías que han sido seleccionadas en la 39 edición del Trofeo Argizaiola, a la que se han presentado 245 obras de 39 autores, que previamente han sido premiadas en diferentes concursos de fotografía, es la culminación del trabajo de los responsables de la Federación de Agrupaciones Fotográficas del País Vasco, entidad organizadora de este certamen. A la entrega de galardones acuden muchos de los finalistas, cuyas obras podrán verse hasta el próximo 31 de octubre en la sala de exposiciones de la sede bilbaína de las Juntas Generales de Bizkaia, ubicada en Hurtado de Amézaga 6.

A las siete de la tarde, aprovechando que la sala de exposiciones se encontraba abarrotada de fotógrafos, tomaron la palabra Juan Armentia y Begoña Guillén, presidente y vicepresidenta respectivamente de la entidad organizadora del evento, quienes aseguraron que este trofeo, Argizaiola, es muy importante para todos aquellos que se dedican a mirar a través del objetivo.

El ganador de la edición de 2019 ha sido Aitor Arana por la fotografía 'Ametstan', en la que se refleja el perfil de una niña –su propia hija, Irati Arna– que parece lucir un vestido de bailarina, subida a una silla y mirando por la ventana abierta a un atardecer rojizo, como si estuviera soñando su futuro. Aitor, que pronunció unas palabras a la concurrencia, contó que se dedica a la fotografía desde hace ocho años. «Me gusta que los que miran mis fotografías –dijo– se emocionen, sientan algo, por ello trato de contar una historia en cada una de las fotografías que hago».

Los accésits de esta edición han sido para Oskar Gaskon por 'La Comunidad', imagen en la que pueden verse los edificios desconchados, con la ropa colgada en el exterior de las ventanas, de cualquier comunidad de un barrio humilde de cualquier ciudad; y Andrés Indurain, que firma la fotografía 'Caballo mirando', realizada en blanco y negro, un retrato muy delicado y preciso en el que destaca la poderosa figura del equino.

Entre quienes se acercaron a la inauguración de la muestra se encontraban Cristina Preciado, Begoña Mendoza, Montse Pérez, María Tavera, Paula Mínguez, Koldo Galván, Julián Redondo, Oskar Manso, ganador de este premio en los años 2016 y 2018, Aitor Arana, Adela Zallo, Olatz Arana, Begoña San Miguel, Ibon Arana, el fotógrafo Manu de Alba, Javier Muñoz, Pablo Freijo, Alfonso Arriluzea, Iñaki Jometón y Beatriz Marcos, que acude a tantos actos y eventos como cuando era edil en el Ayuntamiento de la villa. Asimismo acudieron al encuentro Álvaro del Val, José Ramón Llano, Agustín Sagasti, Marta Artiach, José Ramón Albizua, Iñaki Aranguiz y Emilio Muñoz.

Tras los parlamentos, los asistentes tuvieron la oportunidad de ver una amplia muestra del trabajo de los ganadores del premio y de preguntarles sobre su técnica o los motivos para elegir los temas. No faltaron a la cita fotográfica Javier Egino, Lezuri Olabegoia, Tere Ormazabal, Mari González, Joseba Iraola, Alfonso Arriluzea, Asier Suso, Miguel Rodríguez, Poli Fernández, Edurne Arce, Arturo Trueba, de 'La ría del ocio'; Marta Eguía, José Mari Amantes, de la konpartsa Moskotarrak; Jon Vicente, Iratxe Uriarte, Jone González, Iñaki Marquina y Manu Barreiro.