La fiscal asegura que pidió prisión para los seis acusados de la violación grupal en Bilbao

La fiscal asegura que pidió prisión para los seis acusados de la violación grupal en Bilbao

Ana Barrilero Yarnoz considera, no obstante, que la decisión de la jueza de guardia fue «acertada»

L. L.

La fiscal de Bizkaia, Ana Barrilero, sí creía que había indicios como para haber metido en la cárcel a los seis sospechosos de la violación grupal que tuvo lugar a principios de mes en el parque Etxebarria. De hecho, solicitó su ingreso en prisión. Pero finalmente la jueza de guardia optó por tomar esa medida únicamente con dos de ellos, los que de manera categórica habían sido identificados por la víctima, una joven de 18 años. Para los otros cuatro, no existían pruebas de la suficiente contundencia como para tomar una medida cautelar tan penosa como la privación de libertad. Con todo, y pese a no haber atendido su petición, la responsable del Ministerio Fiscal en el territorio considera que la juez tomó la decisión correcta. Ahora, habrá que esperar los resultados de los análisis de ADN para determinar la implicación de cada uno.

Todo esto lo contó Barrilero este martes tras el acto de bienvenida a 104 agentes de la Policía Municipal en las instalaciones de Miribilla. La pregunta es: ¿Por qué solicitó ella la prisión para todos y, sin embargo, le parece bien que la jueza no le hiciese caso? Porque en aquellos momentos, y a la luz de las primeras investigaciones, «consideré que podría haber indicios para todos, para unos más y para otros menos». Se trata de una cuestión de interpretación, y la Fiscalía tiene en este sentido sus propios criterios.

Sin embargo, y como queda dicho, eso no supone una crítica a la actuación judicial, que únicamente encarceló a los dos sobre los que no había dudas, ambos de nacionalidad marroquí, y dejó en libertad condicional a los cuatro argelinos. Eso sí, con la obligación para ellos de acudir diariamente a los juzgados para firmar.

Perspectivas parecidas

Para Barrilero, teniendo en cuenta que el Poder Judicial debe ser muy garantista en la aplicación de medidas privativas de libertad, la actuación de la jueza fue «acertada» desde el momento en el que la víctima no reconoció a los cuatro argelinos «de manera indubitada». Es el mismo argumento que esgrimió en su día el juez decano, Aner Uriarte, al recordar que no se puede meter entre rejas a nadie cuando hay dudas sobre su participación en un delito.

Ahora todo depende de las pruebas de ADN, que determinarán exactamente quienes participaron en la violación múltiple. Porque, en este sentido, la fiscal recuerda que los hechos están claros: ha habido una agresión sexual grupal. Lo que está por determinar son los autores. Si finalmente se prueba la autoría de los cuatro que están en la calle, el Ministerio Público pedirá de manera inmediata su ingreso en prisión. Si por el contrario las pruebas científicas descartasen su autoría se sobreseerá la causa respecto a ellos.

La salvaje agresión del parque Etxebarria ha creado un estado de ánimo en la ciudadanía de inquietud, y eso es normal porque se trata de un asunto «muy mediático». Sin embargo, la fiscal no considera que exista una base sólida para la alarma social más allá del escándalo que cualquier violación debe suponer. En concreto, Barrilero dice que el territorio no está más expuesto a las agresiones sexuales que otras provincias, y no se han incrementado este tipo de delitos con respecto a tiempo atrás.

Eso sí, entiende «la preocupación de la gente» en un momento en el que la sensibilidad hacia estos ataques es cada vez mayor, igual que la intolerancia hacia las actitudes machistas. «La gente está asustada», certifica la fiscal. «Pero creo que no es para asustarse, es para tener prudencia, para denunciar siempre y acudir a la Policía en cualquier momento».

Una ciudad segura

Es más, Barrilero señaló que, al menos a la luz de los datos, no hay motivos para la alarma en Bilbao, que es «una ciudad segura». Sí admitió que existe un repunte de los robos en domicilios, algo que es normal en verano porque «ocurre en todos los sitios. Lo que pasa es que, al no ser una ciudad muy grande, todo se transmite». Sobre todo, el miedo.

Estando como estaba en el acto de presentación de la XIX Promoción de la Policía Municipal, aprovechó la ocasión para emplazar a la ciudadanía a colaborar con las fuerzas de seguridad no sólo denunciando, sino acudiendo a testificar cuando alguien es testigo de un delito. «A veces, la gente no quiere», adujo.

Temas

Bilbao