Expobodas en el BEC: «Nos casamos porque nos queremos»

Expobodas en el BEC: «Nos casamos porque nos queremos»
Mireya López

La XXV edición cierra este domingo con 123 empresas que ofrecen todos los servicios

EVA MOLANO

Las bodas están de capa caída, pero siguen siendo un negocio millonario. La jornada del enlace es la cita más especial para los enamorados, que pasan hasta más de un año preparando la ceremonia soñada. Y no solo ellas, también los novios, familiares y amigos quieren ir de punta en blanco. El gasto medio en una boda ronda los 25.000 euros, según explica el director de Expobodas, Adolfo Jurado. El certamen cierra mañana su XXV edición en el BEC con 123 stands de empresas del sector. «Restaurantes, moda, fotógrafo, DJs, magos, floristería, agencias de viaje... Son tantos los profesionales que bailan alrededor de un enlace...». El último grito, advierte, son las ceremonias en «fincas. Se contratan carpas, catering y DJ y están saliendo nuevas cosas como ramos de novia comestibles». Puede haber de todo, desde fiestas para 20 ó para 300 personas. «También es cada vez más común que las parejas celebren el enlace con su familia y después hagan otra fiesta aparte para los amigos».

Todos buscan que la boda sea lo más original posible. Fotomatones, furgonetas con esteticienes a bordo... Antes, hay que ponerse en forma y por eso la Clínica Sarabia ofrece sus servicios en el BEC. «El padre, la madrina... Aprovechan para perder esos kilos de más con la excusa de la boda. Bajo nuestra supervisión, adelgazan hasta 9 al mes con una dieta proteinada. También piden tratamientos faciales, de estética genital... Estos son para pacientes con labios mayores muy grandes, que quieren reducir por estética o porque les molestan al hacer deporte», explicó la doctora, Rosa Sarabia.

A la novia no pueden faltarle dos cosas: el vestido y el ramo. Marisa Soiras, de la floristería La Barrera de Castro Urdiales, asegura que «las flores son obligatorias, también en los enlaces por lo civil. Se llevan los ramos muy románticos o muy silvestres. Yo prefiero el de rosas, de cualquier color». Mari Mar Suárez, directora de las tiendas de Pronovias de Bilbao, asegura que las novias «pueden ir sin tacones y con chaqueta de cuero. La clave es ir como se es, mantener la personalidad, pero vestida de novia, no disfrazada. Por eso, el vestido se adapta a ella y no al revés». Oscilan entre los 1.200 y 5.000 euros. Eso sí, debe ser blanco, o crema. Por la noche, puede «cambiarlo por uno rojo, el color de fiesta por excelencia y que además queda divinamente».

En la ceremonia, uno también puede sorprender a sus invitados y que sea un halcón harris o una lechuza quien traiga al vuelo los anillos por apenas 300 euros. A esto se dedica la empresa Belaz, de Mungia. El cetrero Urko Torre exhibe también en Expobodas a su búho real, que también realiza exhibiciones de su maestría durante los enlaces. «El novio, o el padrino, solo tienen que ponerse el guante y mis aves le llevan los anillos en una bolsita. El resto de invitados no lo saben, así que para ellos es un espectáculo y una sorpresa», explica.

El tradicional vals tras el banquete ha desaparecido, pero ahora, empresas como la Academia Ensayo – están en Deusto y también en Zalla– enseñan a los novios a preparar un baile desde tres meses antes, que suele ser una balada. O una canción especial para ellos. También está de moda que sean los propios invitados los que sorprendan con un 'flashmob' a los novios, es decir, que bailen para ellos. «Eso da mucho juego», afirma el profesor Adán Galarreta. La empresa BKM ofrece también pinchadiscos para la noche. Montan la iluminación y si se desea, unas originales jaimas. «Cuando son parejas de entre 30 y 40, lo que más piden en musica de los 80 y pachanga. Pero quien más disfruta es la gente de 50 para arriba, porque casi nunca salen de fiesta. Así que lo dan todo. Llevan dos camisas para cambiarse», asegura Borja Quintero.

Luna de miel

Para descansar, la luna de miel debe ser «de al menos 15 días», expone Pedro José Marchán, de Arena Tours, especialistas en viajes exóticos para recién casados. Su paquete estrella incluye los destinos de Sri Lanka y a Maldivas, aunque lo que ha «crecido» más este año son los combinados que sustituyen el primer destino por Japón. También incluyen alguna parada en Dubai o en Estambul, en función del vuelo escogido. «Las Maldivas son un lugar muy exclusivo, perfecto para no hacer nada». Expobodas atraerá a miles de visitantes hasta este domingo. La mayoría, parejas que preparan su enlace. Como Javi López y Patricia Díaz,de 38 y 34 años. «¿Que por qué nos casamos? Porque nos queremos», responde ella. «Es por celebrar algo que es muy estable, y disfrutar con nuestra familia y amigos». «Somos de Vitoria, nos casaremos en la Virgen Blanca y en el monasterio del Espinoso. Venimos buscando cerrar detalles, algo diferente».

 

Fotos

Vídeos