Día del euskera

«Tenemos un idioma moderno y abierto a todo el mundo gracias a Euskaltzaindia»

Lorea Bilbao y Unai Rementeria flanquean a los premiados durante el aurresku de honor./Borja Agudo
Lorea Bilbao y Unai Rementeria flanquean a los premiados durante el aurresku de honor. / Borja Agudo

El diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, entrega del Premio Honorífico Lauaxeta 2018 a la Academia de la Lengua Vasca

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

«Tenemos un idioma atractivo, el de siempre pero moderno; nuestro, pero abierto a todo el mundo». Y esto es así gracias «a la labor realizada por Euskaltzaindia», que este año celebra su centenario. «Ha sido imprescindible para la normalización y modernización del euskera». De este modo ha resumido Unai Rementeria, diputado general de Bizkaia, las razones por las que esta mañana la Academia de la Lengua Vasca ha recibido la categoría de honor del Premio Lauaxeta, un galardón que homenajea a personas, colectivos y entidades que se han distinguido por sus esfuerzos en la promoción, difusión y normalización del euskera y de la cultura vasca. La entrega se ha celebrado en el Palacio Foral, y en ella también han recibido su reconocimiento Luis Garde Iriarte y Martin Bidaur, en la categoría de poesía; y Josu Martínez en la de audiovisuales.

El acto de este año ha sido festivo por partida triple, pues esta entrega de los Premios Lauaxeta, que viven su edición 14, ha coincidido con la celebración del Día Internacional del Euskera y con la última jornada de Euskaraldia, el ejercicio social que durante once día ha invitado a los euskaldunes a vivir su día a día en euskera, aunque fuese solo con el uso de unas pocas palabras. No ha sido una sorpresa que las palabras 'ahobizi' y 'belarriprest', los dos roles en los que se repartían los participantes en la iniciativa, hayan salido a relucir en las intervenciones de los premiados, así como en las palabras de Rementeria y de Lorea Bilbao, diputada de Euskera y Cultura, encargada de abrir la ceremonia.

Bilbao se ha referido varias veces al carácter festivo de la jornada de hoy y su discurso ha sido una celebración de la vitalidad de la lengua vasca y del triunfo que ha supuesto su transmisión a las generaciones futuras. «Lo que ha llegado vivo hasta nosotros debemos mantenerlo vivo y transmitirlo todavía más vivo». Bilbao ha recordado que el del euskera «no ha sido un camino fácil». Fue durante mucho tiempo un idioma que solo tuvo expresión oral. También sufrió persecuciones, prohibiciones, «los efectos de la dictadura». Sobrevivió como una lengua «más rural que urbana, más de viejos que de jóvenes. Pero hoy día hemos logrado darle la vuelta a todo esto. Lo hablamos en casa y en la calle; en pueblos y ciudades». Se usa en todos los ámbitos, «en la administración, la sanidad y en la enseñanza; también en la poesía. Las nuevas generaciones tienen la opción de usarla con normalidad».

Este logro «es obra de todos», ha subrayado. «Ciudadanos, asociaciones, entidades, instituciones públicas... Solo es así posible sacar adelante nuestra lengua». La diputada ha invitado a dejar de lado hoy las dificultades para «centrarnos en la celebración de lo que hemos conseguido». Entre las razones para celebrar que enumerado están los miles de 'ahobizi' y 'belarriprest' que han participado en Euskaraldia. A los segundos ha dado las gracias «porque nos dan la oportunidad de hablar con ellos en euskera». Otra de las razones es «la academia, tan necesaria, que tenemos, que pone al euskera a la par de los demás idiomas, con un euskera normativizado y estandarizado».

A esta labor se ha referido también Andres Urrutia, presidente de Euskaltzaindia, al recoger el premio honorífico en nombre de la institución de manos de Unai Rementeria. «¿Para qué surgió Euskaltzaindia?», se ha preguntado el académico. No porque sus fundadores no tuvieran otro quehacer, sino con un objetivo claro, «que no solo era normativizar, sino también normalizar» el uso de la lengua vasca. «Ambos aspectos van unidos y si no se entiende así, estamos apañados». El presidente de la academia también se ha referido a Euskaraldia. «'Ahobizi' y 'belarriprest'. Llevar estas chapas en la solapa ha sido importante, pero lo es más el día de mañana. No sé si nos las quitaremos, pero lo que debemos hacer es interiorizarlas» y tener presente su propósito todos los días, «para que tengamos siempre el euskera en los labios». Urrutia felicitó a los demás premiados «porque nos muestran que las nuevas generaciones han tomado el testigo».

El director Josu Martínez ha obtenido el premio Lauaxeta de Audiovisuales por 'Jainkoak ez dit barkatzen', un documental sobre Lezo de Urreiztieta, cuya historia fue recogida de viva voz por Martin Ugalde. El premio Lauaxeta de Poesía para autores de más de 35 años ha sido para Luis Garde, autor de la colección de poemas 'Barbaroak baratzean', centrado en las fronteras, el aislamiento de occidente y el rechazo al foráneo. Martin Bidaur ha recogido el premio Lauaxeta para poetas menores de 35. Ha obtenido el reconocimiento por 'Itzulera', una obra que indaga en el yo poético cuyo autor, según el jurado, «tiene la habilidad de decir las cosas de un modo tan bello como crudo».

Urkullu llama a mantener la actitud con el euskera mostrada durante Euskaldia

El lehendakari, Iñigo Urkullu, se ha felicitado hoy por que «miles y miles» de ciudadanos se han adherido a la campaña para impulsar el uso del euskera Euskaraldia y ha llamado a mantener siempre ese mismo compromiso con la lengua vasca.

Urkullu ha publicado en las redes sociales un breve comentario en el que recuerda que hoy, 3 de diciembre, se celebra el Día Internacional del Euskera, que este año coincide con la finalización de Euskaraldia, una campaña que durante once días ha tratado de fomentar una mayor presencia del esta lengua.

Más de 220.000 personas se han inscrito en las dos categorías en las que se dividen los participantes en Euskaraldia: «Aho bizi», es decir vascoparlantes, y «Belarri prest», personas que no dominan la lengua pero invitan a que les hablen en este idioma.

El lehendakari cree que en estos once días «pueblo a pueblo, mano a mano, palabra a palabra» los vascos han «cosido una gran red a favor del euskera» gracias a que «miles y miles» de ciudadanos se han unido a «este gran ejercicio social».

«Euskaldia ha demostrado ser una herramienta valiosa para cambiar las costumbres con la lengua, romper las inercias, impulsar el uso del euskera y rejuvenecer nuestro 'viejo idioma'», ha escrito Urkullu.

Ha advertido que mañana, con la campaña ya finalizada, «llega el día número doce de Euskaraldia, quizá el más importante». «Os queremos invitar a que también a partir de mañana mantengáis (con el euskera) la misma actitud de estos días», ha añadido el lehendakari.