Ertzainas salvan la vida a una niña de año y medio que se atragantó en Sestao

Ertzainas salvan la vida a una niña de año y medio que se atragantó en Sestao

A la pequeña, que estaba semiinconsciente y tenía serios problemas para respirar, le practicaron técnicas de reanimación hasta la llegada de la ambulancia

Solange Vázquez
SOLANGE VÁZQUEZ

Unos ertzainas salvaron este sábado la vida a una niña de año y medio que se había atragantado, según fuentes del departamento vasco de Seguridad, con un trozo de pizza en un establecimiento del barrio de Kueto, en Sestao. Pasadas las 21.00 horas, la propia madre de la pequeña pidió ayuda al Servicio de Emergencias que, ante la gravedad de la situación, lanzó un llamamiento a los recursos más cercanos, entre ellos, una patrulla de la Policía vasca que se presentó rápidamente en el local hostelero donde se encontraba la familia. Al llegar los agentes, la chiquilla se encontraba seminconsciente y con muchos problemas para respirar.

Según el departamento de Seguridad, uno de los ertzainas inició la maniobra de Heimlich, colocando a la niña boca abajo y golpeando su espalda hasta que la menor reaccionó, según las mismas fuentes. Los ertzainas continuaron con las maniobras de reanimación hasta la llegada del personal sanitario, desplazado en una ambulancia, que se ocupó de la víctima y la trasladó al Hospital de Cruces.

La madre de la pequeña, cuenta que realmente la niña estaba comiendo pan «y de repente empezó a convulsionar». «Le hicieron respiración boca a boca ya que llevaba varios minutos inconsciente. Vinieron primero dos agentes de la Ertzaintza que no sabían qué hacer e informaron y dieron aviso. Vinieron otros dos agentes y uno de ellos cogió a la niña de las piernas y la sacudió hasta que la niña lloró», ha declarado la madre, quien asegura que llamó al 112 «en repetidas ocasiones» y que la ambulancia «tardó más de 20 minutos en llegar». Ella atribuye el episodio «a una convulsión febril».