Encuentros con la Salud de EL CORREO analiza el impacto de la apnea del sueño

Encuentros con la Salud de EL CORREO analiza el impacto de la apnea del sueño
Fotolia

La sesión, de entrada libre hasta completar el aforo, comenzará a las siete de la tarde en el salón de actos de la Biblioteca Municipal de Bidebarrieta

Fermín Apezteguia
FERMÍN APEZTEGUIA

Los ronquidos nocturnos pueden escucharse casi en cuatro de cada diez habitaciones. Un 40% de los hombres y un 35% de las mujeres ameniza las noches de su casa, se entere o no de ello, con la vibración permanente de su paladar blando. La mayor parte de las veces el ronquido no representa mayor problema que la dificultad que se genera al compañero o compañera de cama para conciliar el sueño, pero en muchas otras, hasta ocho de cada cien, ese ronquido es la señal de un problema de salud más grave que se conoce como apnea del sueño.

«Si usted ronca al dormir y se pasa el día con la sensación permanente de sueño es que no descansa bien y muy probablemente padece apneas», corrobora el especialista alavés Carlos Egea, de la Sociedad Española del Sueño. El experto, jefe de la Unidad Funcional del Sueño del Hospital Universitario Araba (HUA), hablará hoy sobre el tema con los lectores del periódico en el foro Encuentros con la Salud de EL CORREO. La sesión, de entrada libre hasta completar el aforo, comenzará a las siete de la tarde en el salón de actos de la Biblioteca Municipal de Bidebarrieta, en Bilbao.

La apnea es la pérdida de la respiración que se produce cuando el paladar bloquea el paso del aire por la garganta como consecuencia del ronquido. Las dificultades para respirar con normalidad provocan que la persona se despierte, su sueño se fragmente y que no se descanse. Cuando se producen treinta o más de esas interrupciones por hora, se considera que el paciente se expone a enfermedades muy graves, algunas potencialmente mortales.

Encuentros con la Salud de EL CORREO es una iniciativa por la prevención y la divulgación del conocimiento sanitario, que cuenta con la asesoría científica de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao y la Facultad de Medicina y Enfermería de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

 

Fotos

Vídeos