Los empleados del aeropuerto de Bilbao retomarán el domingo la huelga al fracasar la negociación

Los empleados del aeropuerto de Bilbao retomarán el domingo la huelga al fracasar la negociación
IGNACIO PÉREZ

El conflicto en Loiu dejará en tierra unos 15 vuelos y a más de 2.400 personas el próximo fin de semana

Josu García
JOSU GARCÍA

El conflicto laboral que amenaza el arranque de las vacaciones de decenas de miles de usuarios del aeropuerto de Bilbao continúa abierto en toda su crudeza. Los trabajadores volverán a la huelga total (24 horas) el próximo domingo, después que la reunión celebrada este miércoles se tradujera en un estrepitoso fracaso. Las protestas tendrán continuidad el lunes, con paros entre las 18.00 y las 00.00 horas. En total, durante este verano, hay convocados 16 días de protestas. Las posturas entre las partes están muy alejadas y se ha dado por roto el hilo de diálogo que se había abierto el pasado sábado con la desconvocatoria de la segunda jornada de movilizaciones, «como señal de buena voluntad» para rebajar la tensión.

Durante el encuentro, que apenas ha durado una hora, la empresa de participación pública Aena se ofreció a ampliar la plantilla en el área de atención al cliente y en administración. Fuentes sindicales consideraron que la propuesta es «del todo insuficiente» y estimaron que hay otros campos del aeródromo que necesitan un refuerzo «urgente», como por ejemplo los Bomberos, donde «ya había un pacto suscrito que se viene incumpliendo sistemáticamente desde hace años». Los huelguistas exigen un aumento de los recursos humanos. No se trata de una reivindicación salarial.

«Nos sentimos engañados», manifestó uno de los miembros del comité de huelga al término del encuentro. Aseguró que la dirección de 'La Paloma' puso sobre la mesa una oferta que es «idéntica a la del pasado sábado. No se han querido mover de ahí», añadió.

El desencuentro entre las partes amenaza con atrapar y dejar en tierra el próximo domingo unos 15 vuelos y a más de 2.400 viajeros. Bilbao es el único aeropuerto de los 49 gestionados por Aena que está en huelga. Con todo, y gracias a los servicios mínimos, los viajeros sólo se verán afectados si se desplazan hacia o desde los siguientes 7 destinos: Madrid (donde sólo volará uno de cada tres aviones, siendo la ruta más perjudicada), Barcelona, París, Ámsterdam, Fráncfort, Múnich y, ocasionalmente, París y Sevilla. El resto de conexiones están garantizadas, salvo que sucedan sabotajes o actos vandálicos (las protestas se han desarrollado hasta ahora sin ningún incidente). Lo que sí podrían producirse son retrasos en todas las rutas.

Aena, por su parte, insistió en que la plantilla del aeropuerto ha crecido un 16% desde 2015 frente «al 10% del resto de aeropuertos españoles». Esta cifra bajaría al 11% si se toma como referencia 2011. La dirección de Loiu calificó los paros de «injustificados» ya que, según subrayó, el personal en nómina seguirá aumentando a corto y medio plazo, en función del tráfico, que ha avanzado un 50% en poco más de un lustro. Además, cree que las reivindicaciones trascienden lo local. Es decir, se habrían puesto sobre la mesa aspectos que son objeto de una negociación colectiva a nivel estatal.