Cierra un centro estético y deja a decenas de bilbaínos con su depilación láser a medias

El establecimiento en el que se depilaban los afectados está totalmente vacío./
El establecimiento en el que se depilaban los afectados está totalmente vacío.

El establecimiento BLC bajó la persiana a finales del verano, pero aún hoy siguen apareciendo nuevos afectados que pagaron tratamientos por adelantado

JOSU GARCÍA

Decenas de bilbaínos han visto interrumpido sus tratamientos de depilación láser que habían pagado por adelantado tras el cierre "por sorpresa" de un centro de estética ubicado en el número 21 de la calle Alameda de Recalde. La clausura de Beauty Laser Center (BLC) a finales del verano pasado ha generado una cascada de denuncias y reclamaciones. "Hemos atendido a bastantes personas que han tenido este problema", confirmaron ayer desde la Organizacion de Consumidores y Usuarios Vasca Eka-Ocuv.

LA CIFRA

500
euros. Algunos de los damnificados pagaron esa cantidad por bonos que daban derecho a diversos tratamientos.

Por ahora no se ha concretado el número exacto de afectados. El grueso de las quejas se presentaron al inicio del otoño, pero en las últimas semanas han ido apareciendo más casos, ya que muchos de los clientes habían programado nuevas sesiones para estas fechas, con la llegada del invierno, cuando la piel pierde tonalidad y es más recomendable actuar contra el vello corporal. Además, también se aconseja espaciar las sesiones varios meses, con lo que hay clientes que ahora se han percatado de lo sucedido.

Los usuarios de BLChabían pagado, en algunos casos, hasta 500 euros por bonos que daban derecho a varias sesiones de tratamiento con una luz del tipo Alejandrita. Muchos de los afectados han optado por acudir a otros establecimientos de estética de la zona para acabar el proceso de depilación que habían iniciado. Al parecer, la firma nació en Bilbao y se extendió rápidamente por otras ciudades del norte peninsular: Vitoria, Irún, San Sebastián, Logroño, Oviedo, Pamplona, Burgos, Miranda de Ebro y Torrelavega. Este diario intentó ayer ponerse en contacto con alguno de los locales, pero nadie respondió a las llamadas (en algunos casos, un operador advierte de que el número ya no existe).

Liquidan Formación Continua

Las posibilidades de que los clientes de BLC recuperen el dinero que habían adelantado no son muy elevadas. Eka-Ocuv está tramitando las reclamaciones y también se espera que se pueda organizar un grupo de afectados para hacer más fuerza. «Lo que siempre recomendamos en este tipo de servicio y en otros parecidos es que la gente no adelante el dinero, que pague según va recibiendo la prestación», apuntó Iñaki Velasco, letrado de la asociación de consumidores.

Velasco recuerda también el reciente caso de la academia Formación Continua, que bajó la persiana sin preaviso hace unos meses en la capital vizcaína. Estos días, el letrado ha interpuesto una demanda contra una de las entidades financieras que sigue cobrando a los alumnos que solicitaron financiación pese a que ya no pueden recibir las clases. La empresa que estaba detrás del centro de estudios ha entrado en proceso de liquidación, después de que el juez no encontrara bienes para satisfacer los créditos comprometidos con los acreedores. El magistrado y el administrador concursal ni siquiera hallaron dinero para costear la publicación del anuncio en el que se advertía de la disolución de la mercantil.