El Correo

¿Por qué las marcas se llaman así?

¿Por qué las marcas se llaman así?
  • Detrás de los nombres de firmas tan famosas como Zara, Danone, Eroski o Yahoo! se esconden curiosas historias

Elegir un nombre no suele ser una tarea fácil. Hay parejas que tardan meses en ponerse de acuerdo sobre cómo se llamará su futuro hijo o hija. Con suerte, la larga lista de nombres propios se logran reducir al final a unos tres o cuatro tras un largo y en ocasiones cruento proceso de negociaciones. Lo mismo sucede en el ámbito empresarial. Crear una compañía de la nada es lo más parecido a un parto y, en la mayoría de las ocasiones, mucho más complicado. Sus promotores buscan que su marca perdure y sea recordada por las generaciones venideras. Para ello, necesitan un nombre con gancho y que, en cierta forma, incluya en su significado el espíritu que les motivó a llevarla a cabo. Y es que parece imposible que Apple, por ejemplo, se pudiera llamar de otra forma que no fuera 'manzana' en inglés, aunque se tratara de una empresa de ordenadores. Pero todo tiene su explicación. Steve Jobs, uno de los tres fundadores de la compañía, era tan fan de los Beatles que decidió bautizarla con el mismo nombre que la discográfica de los cuatro de Liverpool.

La de Apple es solo una de las muchas historias que se esconden tras el logotipo de una compañía. Aquí va una breve lista con algunas de ellas, empresas cuyos nombres fueron fruto de un concienzudo proceso creativo o, simplemente, de la casualidad. En todo caso, y como se puede comprobar si atendemos a su popularidad, fueron elecciones de lo más acertadas.

¿Por qué las marcas se llaman así?
Peio Ruiz Cabestany en su etapa como corredor de KAS. EC

Peio Ruiz Cabestany en su etapa como corredor de KAS. EC

¿Por qué las marcas se llaman así?