Petronor dice que su situación no es óptima, pero es mejor que hace un año

El consejero delegado de la compañía, Andreu Puñet, ha reconocido en una carta a la plantilla que siguen "en el túnel, pero se vislumbra una luz de salida" y ha agradecido la labor de los trabajadores

EFE

El consejero delegado de Petronor, Andreu Puñet, ha opinado que la situación de la compañía "no es todo lo buena que quisiéramos, pero sí, cuando menos, mucho mejor que la de Navidades de 2013; seguimos en el túnel, pero se vislumbra una luz de salida".

En una carta dirigida a la plantilla de la refinería de Muskiz (Bizkaia), con ocasión de las fiestas navideñas, el máximo ejecutivo de Petronor, empresa propiedad de Repsol y Kutxabank, ha agradecido a todos los trabajadores el esfuerzo realizado durante el 2014, gracias al cual "hemos conseguido mirar de frente a la dura realidad".

Ante un futuro lleno de incertidumbres, son tres las "certezas" que ha vislumbrado el consejero delegado. La primera, "que el sector de refino en Europa está enfermo y que el futuro pasa por resistir, de forma que sean otras las instalaciones que cierren y podamos sacar la cabeza cuando vuelva a repuntar la demanda". La segunda, "que el mercado va a seguir siendo hostil, que nuestro futuro le importa muy poco, y que todos los pasos necesarios para mantener el tipo los vamos a tener que dar nosotros". Y la tercera, "que durante el año que ahora termina nos hemos demostrado capaces de hacer bien lo que ni siquiera sabíamos que podía hacerse. Y esto supone que tenemos como colectivo un talento y un talante que debemos ser capaces de explotar y desarrollar".

Además, Puñet ha opinado que con la compra de la compañía canadiense Talisman el Grupo Repsol abre "nuevas oportunidades de negocio que nos permiten ver con más optimismo nuestro futuro".