«La economía social es viable, eficiente y competitiva»

Juan Mari Aburto, durante su intervención./E. C.
Juan Mari Aburto, durante su intervención. / E. C.

El GSEF se clausura en Bilbao y continúa buscando «soluciones reales» a los efectos de la globalización

Luis López
LUIS LÓPEZ

Después de tres días de reuniones, conferencias y encuentros de todo tipo entre 1.700 expertos de 84 países, este miércoles ha concluido el Foro Global de la Economía Social (GSEF por sus siglas en inglés). Sus conclusiones se han recogido en la que se ha bautizado como Declaración de Bilbao, un texto en el que se plasma una clara voluntad de mejora, aunque no ofrece soluciones mágicas. Sí recoge que la economía social (esa que encarnan las cooperativas, ONG, mutualidades, etcétera) es «viable, eficiente y competitiva». Y, sobre todo, necesaria para hacer frente a los efectos de la globalización. Se trata de poner a las personas en el centro de la actividad económica.

Las resoluciones a las que se ha llegado en este foro, que se presentó como el más importante del planeta en esta materia, suponen, esencialmente, dar continuidad a planteamientos teóricos en los que se venía trabajando: «continuar en la co-construcción y el co-desarrollo de políticas públicas», «proseguir con nuestros esfuerzos para apoyar y financiar procesos y foros que permitan recopilar y coordinar el input recibido desde la sociedad civil», «reconocer y apoyar labores de investigación»...

Durante el acto de clausura, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, deseó que en el futuro se puedan «hacer realidad» algunos de los retos planteados durante estos días, y demostrar que «es posible conciliar desarrollo económico y cohesión social». Quizás ante la ausencia de avances concretos y palpables, el primer edil propuso «establecer indicadores para medir si avanzamos hacia una sociedad más justa».

Más allá de las grandes palabras de la declaración institucional, el GSEF ha juntado en Bilbao durante tres días a 1.700 personas y representantes institucionales de 84 países que se han relacionado entre ellos. Aburto mostró su esperanza de que ese roce haya implicado un intercambio de experiencias que pueda enriquecer a cada una de las delegaciones. La próxima cita será en 2020 en Ciudad de México.

Temas

Bilbao