El vecindario de Aramotz da el visto bueno al proyecto para rehabilitar sus viviendas

Las instituciones invertirán 4,1 millones de euros en el plan de regeneración de Aramotz. / M. DÍAZ
Las instituciones invertirán 4,1 millones de euros en el plan de regeneración de Aramotz. / M. DÍAZ

Ls personas residentes en los dieciséis portales recibirán ayudas y créditos muy blandos «para que nadie se quede sin poder hacer la obra», matizan desde Herria

MANUELA DÍAZ DURANGO.

Aramotz seguirá los pasos del barrio de San Fausto. El proyecto presentado por el Ayuntamiento de Durango y el Gobierno vasco hace justo tres meses ya cuenta con el consenso de buena parte del vecindario del barrio. Los seis edificios que han sido consultados por la asociación vecinal Herria han aceptado el proyecto de regeneración urbana y rehabilitación de edificios propuesta por Ayuntamiento y Lakua. Todos ellos han optado por una reforma integral que incluye la instalación de ascensor, fachadas ventiladas, además de la Inspección Técnica de Edificaciones (ITE), con el objeto de «subsanar» los defectos de obras y mejorar los inmuebles bajo criterios de eficacia energética y accesibilidad universal.

Durante las últimas semanas, la asociación vecinal Herria se ha reunido con personas residentes en los diversos portales del barrio para explicar los pormenores del proyecto. Cada vivienda tendrá que invertir entre 36.000 y 40.000 euros, en casas tasadas en un mínimo de 85.000. A esta cifra habría que restar la subvención de alrededor de 13.000 euros para todos por igual tras la inversión pública directa de 1,7 millones de euros. Pero también habrá ayudas de más de 7.000 euros para las rentas de entre 9.000 y 12.000 euros, así como créditos muy blandos con plazos amplios de entre 20 y 25 años «para que nadie se quede sin poder hacer la obra por temas económicos», explican desde Herria.

Oficina de proximidad

Con seis portales conformes, hasta este momento, las obras ya podrán iniciarse este mismo año. De moment,o la reforma se ejecutará en tres o cuatro edificios. El próximo año se acometerán en otros cuatro o cinco, y en 2021, el resto de los 16 edificios que integran el barrio. En total la intervención afectará a 128 viviendas y 8 locales. Eso sí, para recibir las subvenciones, deberán someterse a la reforma integral de sus edificios, incluyendo la instalación de un ascensor, la mejora de la fachada y la ITE. Las obras podrían empezar a finales del 2019.

El plan de regeneración de uno de los barrios más degradados de Durango contempla, además de la reforma de los edificios, la urbanización de la zona y la canalización del río. A lo largo de los cuatro años en los que está prevista su ejecución, se invertirán 4,1 millones de euros -2,1 millónes por parte del Ayuntamiento y 2 millones del Gobierno vasco-. Las obras supondrán la mejora de la urbanización y suministros públicos, el desvío del arroyo que causa de manera frecuente inundaciones en la zona y la rehabilitación de los edificios.

En las próximas semanas se abrirá una oficina técnica y de proximidad en el local que Herria dispone en el número 4. Las obras, que ya están concluidas, han supuesto una inversión de 40.000 euros. Las instituciones invertirán otros 260.000 euros enconratar para los próximos cuatro años dos puestos de aparejador y asistente social encargados de informar a los vecinos, dinamizar las obras y fomentar la formación y el empleo. «El sentir de la mayoría de los vecinos es positivo y apuestan por la mejora del barrio», señalaron desde Herria.

Esta semana la asociación vecinal se reunirá con el Ayuntamiento para comenzar a trabajar en el proyecto de urbanización del barrio que permitirá la peatonalización, la construcción de un parque infantil y la reordenación del barrio con nuevas plazas de aparcamiento. «Se transformará todo», concluyeron.

Temas

Durango