«Tocar en tu pueblo siempre es especial. Tenemos que darlo todo»

El zornotzarra Jou reconoce que el día de hoy es el «más especial del año» . / YVONNE FERNÁNDEZ
El zornotzarra Jou reconoce que el día de hoy es el «más especial del año» . / YVONNE FERNÁNDEZ

El músico zornotzarra actuará con Doctor Deseo, al que pertenece desde hace siete años, esta noche en la plaza de Zubiondo dentro de las fiestas de AmorebietaJou González 'Sema' Saxofonista

NAHIKARI CAYADO AMOREBIETA-ETXANO.

«Para un zornotzarra como yo actuar en casa es algo muy especial. Tengo más nervios que de costumbre, me atrevería a decir que es el día más especial de todo el año», confiesa Jou González 'Sema', quien continúa la saga familiar de reputados músicos y artistas zornotzarras y pone ritmo esta noche a los 'Cármenes' con el grupo vizcaíno Doctor Deseo, que se encuentra en plena gira con su último disco 'Fuerza de la fragilidad, palabras ante el espejo'. Además de ser miembro de este sexteto, es profesor en la Escuela de Música de Galdakao, donde da clases de saxofón y clarinete, además de enseñar a improvisar, sentir y a expresarse a través de la música. Exintegrante de Atom Rhumba, saca tiempo para otros proyectos musicales. Desde hace una década pertenece a la banda de Botxo Boogies y a finales de mes colaborará junto a Fetén-Fetén en Alemania.

- Doctor Deseo es el primer plato fuerte de las fiestas de su localidad. ¿Qué supone para usted?

- Para un zornotzarra como yo actuar en casa es algo muy especial. Tengo más nervios que de costumbre, me atrevería a decir que es el día más especial de todo el año. Soy consciente de que estarán todos mis conocidos, familiares y amigos... A pesar de que sí que es cierto que hay conciertos más impactantes, como por ejemplo tocar en el extranjero, tocar en tu pueblo siempre es especial. Estoy más que deseoso de que todo salga bien y dejar un buen sabor de boca.

-Además, el grupo se encuentra en plena gira de su último disco. ¿Qué espera esta noche?

-Todos los miembros del grupo saben que es mi pueblo. Bromeo con ellos y les digo que tenemos que darlo todo, que aquí no nos podemos relajar. Esperamos muchísima gente, recuerdo que hace cuatro años tocamos en el mismo lugar y estaba abarrotado. La verdad es que el público disfrutó mucho y dejamos el listón muy alto... esperemos que hoy lo consigamos superar.

«Humanidad»

- ¿Cuál diría que es la esencia de Doctor Deseo?

- Yo creo que lo que caracteriza principalmente al grupo es su humanidad. Lo noté en el primer concierto que di junto a ellos en Elorrio. Vi cómo la gente se levantaba de sus butacas y se abrazaba. Fue increíble. Es un grupo muy empático con su público y se crea una simbiosis muy especial. Yo creo que ese es el motivo de tener tantos seguidores de diferentes generaciones.

- Lleva siete años con Francis, ¿cómo fue su incorporación?

- La primera colaboración que hice con ellos fue en un fin de gira en la sala Santana. Era un concierto muy especial. En aquel entonces ellos tenían otro saxofonista, Mikel Piris, pero no pudo asistir, por lo que a través de su técnico de sonido contactaron conmigo. Toqué unos temas y a Francis le gustó, hubo un agrado mutuo muy grande. Además, ellos tenían en mente realizar una gira en acústico en el que querían meter más sonidos de viento, por lo que les pareció adecuado mantenerme a mí. Así empezó todo, hasta hoy.

- ¿Cuándo se dio cuenta de que lo suyo era la música?

- A los 11 años, en una excursión de la ikastola, varios amigos se pusieron a tocar el txistu y aquello me pareció increíble. En ese momento sentí la música de verdad. El siguiente paso fue aprender txistu en el local que llevaba 'Txapi' y de ahí a tocar el clarinete en su fanfarria, aunque hubiera preferido la trompeta. A partir de ese momento, me sumergí por completo y forme un dúo con un pianista. Luego empecé tocando música folclórica para continuar con la clásica en la Joven Orquesta de Euskadi, lo que siempre escuchaba en casa de mis padres. Con Fran Lasuen me sumergí en la música más moderna y disidente. Fue entonces cuando me di cuenta que me tenía que formar más y empecé con el saxofón.

- Ha mencionado a sus padres... lo cierto es que usted pertenece a una familia de artistas. Su abuelo cantaba en el coro, su padre José María González 'Semita' fue director de la coral Zornotza durante cinco décadas. ¿Se podría decir que lo lleva en la sangre?

- La verdad es que sí. Además de los mencionados, las tías de mi padre fueron también profesoras de piano... Por lo que la música ha formado parte de mi vida desde que era muy pequeñito, aunque en aquel entonces no me gustaba mucho, hasta que descubrí que en realidad sí que era mi pasión.

 

Fotos

Vídeos