Tambores que denuncian la violencia de género

El grupo argentino Desbandadas actuará abre esta tarde en Elorrio su gira en Euskadi. / E. C.
El grupo argentino Desbandadas actuará abre esta tarde en Elorrio su gira en Euskadi. / E. C.

Las duranguesas Orzuri Etxebarria y Ana Fernández, de Batukandra, actúan en la gira que el grupo argentino Desbandadas, emprende hoy en Elorrio

MANUELA DÍAZ DURANGO.

La vida de la argentina Mónica Cid dio un giro de 180 grados hace apenas tres años cuando su hija Micaela Ortega, de apenas 12, fue asesinada por un joven que la engañó en las redes sociales haciéndose pasar por una niña de su edad para luego intentar violarla y acabar asesinándola. Hoy Mónica se ha convertido en un referente de lucha contra el 'grooming' y su historia y la de su hija, ha traspasado fronteras con cada golpe de tambor de la banda Desbandadas. Y no solo porque es la letra de una de las canciones que entonan al unísono para reivindicar la lucha contra la violencia machista, sino porque Mónica Cid es una de las componentes de esta banda integrada por una veintena de mujeres, en su mayoría víctimas de violencia, feminicidios o tráfico sexual.

Esta tarde, el grupo inicia en Elorrio (20.00 horas) una gira por Euskadi para sensibilizar sobre esta problemática que las llevará el viernes a Berriz (19.30) y el día 23 a Durango (20.30), además de aAstigarraga, Maeztu, Vitoria, Bilbao y Azpeitia, para continuar por Cantabria (Cabezón de la Sal) y Asturias (Langreo y Gijón).

Si bien Mónica Cid no estará presente, ayer llegaron Loans, de 17 años, cuya madre fue asesinada por la que entonces era su pareja, o la cantautora activista feminista Silvia Palumbo, creadora del proyecto La Banda Lavanda y de Desbandadas. Es, además, formadora de bandas de mujeres tamboras en México, Argentina, España y Euskadi, entre ellas la Batukandra de Durango o las de Abadiño, Ermua, Ondarroa, Vitoria o Getxo.

Como símbolo de este germen dejado en Euskadi, las duranguesas Orzuri Etxebarria y Ana Fernández, de Batukandra, tocarán varias canciones de su primer disco 'DesBandadas: una crónica musical feminista' en cada uno de los conciertos de la gira. Además, mantendrán una reunión en Vitoria con Izaskun Landaida, directora de Emakunde, que les comunicó su interés de conocer de primera mano el «trabajo, compromiso y trayectoria de la banda».

«Sembrar conciencia»

Sus letras esconden historias y reivindicaciones como la de Micaela Ortega y su madre Mónica Cid para hablar del 'grooming', o la lucha emprendida por la activista Sonia Sánchez volcada en el abolicionismo desde que pudo escapar de la prostitución . También juegan con el humor como en 'El detalle de los talles', donde tratan la violencia estética, y denuncian sin pelos en la lengua los feminicidios de poder, el abuso sexual o el maltrato animal para «sembrar» conciencia y reflexión. «Son temas en su mayoría duros, que tratan de visibilizar una realidad y recuperar la expresión perdida y silenciada de las mujeres», señaló la duranguesa Orzuri Etxebarria.

«Trabajamos el feminismo desde el empoderamiento expresivo para llevar a la comunidad un mensaje sobre distintas aristas relacionadas con la violencia machista y el patriarcado, colocando sonido y presencia en lugares públicos, escuelas y espacios de arte, a fin de sembrar conciencia», afirman. Es por ello, que durante su gira llevarán a cabo distintas charlas. Esta tarde a las 18.30 horas en Iturri, Silvia Palumbo y Verónica Bajo hablarán sobre la LGTBIQ, la violencia simbólica y el concepto de diversidad y la situación actual en Argentina. Mañana, a las 13.30 horas, estarán en el instituto de Berriz para hablar de violencia simbólica, diversidad sexual y 'grooming', en una charla abierta. Por último, el 23 en Durango, mantendrán una videoconferencia con Mónica Cid a las 17.00 horas en el instituto.

Temas

Elorrio