PRIMERA DIVISIÓN

El Tabirako se juega el pase a play off

Las chicas del Tabirako se medirán mañana ante La Salle en el polideportivo de Landako. /  LUIS ITURRIOZ
Las chicas del Tabirako se medirán mañana ante La Salle en el polideportivo de Landako. / LUIS ITURRIOZ

La plantilla femenina de Antxon Imaz participará en la Final a Cuatro que se disputará este fin de semana en Landako

MANUELA DÍAZ DURANGO.

El Tabirako Baqué ha recogido los frutos de una temporada regular y exitosa en Primera División. La renovación de los banquillos de los dos equipos que militan en dicha categoría ha sido el revulsivo para avivar los ánimos y el juego y clasificar a sendos conjuntos en la lucha para la fase de ascenso. El equipo femenino que dirige Antxon Imaz ha concluido la Liga en segunda posición y este fin de semana se juega el pase a play off en Durango. Una fase en la que no se colaban desde hace tres años. Sus compañeros, que van terceros, también se han clasificado para luchar por el ascenso a falta de un partido de liga. Será el sábado a las seis en Gernika frente al líder, el Zarautz.

La cancha de Landako acogerá este fin de semana los partidos de la Final a Cuatro de Primera División Femenina. El equipo durangués tratará de aprovechar la ventaja de jugar en casa para imponerse mañana a las 20.30 horas al La Salle, que fue quinta, mientras que Universidad Deusto Loiola Indautxu y las guipuzcoanas Easo, tercera y cuarta, se enfrentarán a las seis. La final será el domingo a las cinco. El equipo ganador pasará a la fase sectorial que se disputará en Cantabria.

El Tabirako viene de ganar al Reproducción ART Araski (67-72). No perdonó en el último partido de Liga. Tenía que ganar y que el Universidad de Deusto Loiola perdiera, como así fue ante el Navarro Villoslada (75-69). Tampoco dio tregua el campeón, el Ausarta Barakaldo, ante el CBSI Vitaldent, que se impuso por un abultado 114-36. Mientras que el Gernika, aunque ganó al Campus Promete (63-75), no pudo hacer nada ante las victorias del Al Easo San Martin Merkatua y el Tabirako.

El durangués Antxon Imaz ha sabido hacerse con el equipo en seguida, tras cinco años con Jesús de Vicente, y adaptarse al nuevo sistema colocando al Tabirako Baqué segundas y con opciones de ir a la fase de ascenso. Las azules tratarán de seguir la línea marcada toda la temporada, en la que han sabido aprovechar la buena posición marcada en la primera vuelta que concluyeron terceras y mantenerse en una segunda fase marcada por las lesiones de buena parte del banquillo. Durante estos últimos meses han sido bajas las aleros Nuria Maurtua y Gorane Urain, el poste Marian Fernández, la base Leire Intxausti y la escolta Miren Arin. No obstante, salvo Gorane, que dijo adiós a la temporada en enero por una lesión de rodilla, el resto estarán disponibles este fin de semana.

Imaz ha sabido solventar las bajas en el banquillo con juveniles. «La aportación de las juveniles ha sido crucial a la hora de mantenerse en la zona alta de la tabla, han sabido estar a la altura y nos ha servido para demostrar que vamos por buen camino en apostar por las bases», señaló el director deportivo. Asis Iturbe aplaudía así el debut de Paule Basozabal, Mireia Elexpe, Nahia Sarasua y Lucía Pérez. «Estar en Primera solo con jugadoras de Durango tiene su mérito», aseguró.