Solo el 18,2% de zaldibartarras de entre 18 y 34 años se emancipa

El estudio demográfico realizado en Zaldibar revela que 300 jóvenes han abandonado Zaldibar entre los años 2011 y 2017. / IÑAKI ANDRÉS
El estudio demográfico realizado en Zaldibar revela que 300 jóvenes han abandonado Zaldibar entre los años 2011 y 2017. / IÑAKI ANDRÉS

El estudio demográfico, que se presentó ayer ante la población, revela que hay poca oferta de viviendas en alquiler y son demasiado caras

MANUELA DÍAZ ZALDIBAR.

Solo uno de cada cinco jóvenes de entre 18 a 34 años vive emancipado en Zaldibar. El estudio sobre metabolismo demográfico y necesidades de vivienda en Zaldibar encargado por el Ayuntamiento de la localidad revela que el nivel de emancipación de la juventud es muy bajo. Sólo el 18,2% de los jóvenes de entre 18 y 34 años reside en una vivienda que no es de sus progenitores. El informe presentado ayer en la antigua biblioteca de Zaldibar constata también el elevado coste de los alquileres, que rondan entre los 450 y 600 euros, unido a la escasa oferta podrían ser las causas de esta problemática, que el Ayuntamiento quiere poner freno. Entre los años 2011 y 2017, 300 jóvenes abandonaron Zaldibar.

Pese a que el parque de viviendas ha crecido de manera exponencial en los últimos años, la tasa de alquiler es muy baja. Solo el 4,1% de las viviendas está en alquiler. Un porcentaje que está muy por debajo de los de Durangaldea (8,4%) y Bizkaia (9,4%). Debido a la edad de la población existe una gran probabilidad de que el 10,9% del parque inmobiliario de Zaldibar pase a estar vacío en los próximos quince años.

El estudio advierte la necesidad de «promocionar el alquiler y encaminar las viviendas vacías al alquiler social como oportunidades interesantes de cara a garantizar la accesibilidad de la vivienda, y para ello, identificar a los propietarios es un paso a tener en cuenta».

La alcaldesa, Eneritz Azpitarte, reconoció que uno de los objetivos del Consistorio es favorecer el alquiler de las 211 viviendas vacías -sin empadronados- que hay en la localidad, en su gran mayoría en el núcleo urbano. En los próximos meses, se convocará un foro para conocer opiniones de jóvenes y propietarios de viviendas vacías con el fin de elaborar un proyecto de alquiler para jóvenes.

Otra opción «interesante» es habilitar viviendas comunitarias, de pocos metros cuadrados y con servicios comunitarios, «que responden a las necesidades concretas de la juventud y es idónea para adultos que viven solos, familias monoparentales o personas que llegan al municipio con la idea de residir en él durante un periodo limitado». Un modelo que ya está operativo en Errenteria, el proyecto Abaraska de Donostia, o la cooperativa La Borda del barrio barcelonés de Sants.

El estudio revela que las políticas de vivienda de los últimos años y el interés en la vivienda como mecanismo para obtener rendimientos económicos han limitado considerablemente la accesibilidad de la vivienda, incidiendo especialmente en la capacidad de emancipación de los jóvenes. Según los datos de empadronamiento, únicamente se ha emancipado el 18,2% de las personas de entre 18 y 34 años. Los emancipados que han optado por quedarse en Zaldibar suponen 65 unidades de convivencia. El 56,9% de las mismas se refieren a personas que viven solos, mientras que el 24,6% están compuestas por dos miembros y el 13,8% son unidades de convivencia compuestas padres, madres o parejas con hijas e hijos. Asimismo, el 67,6% de los jóvenes emancipados que viven solos son hombres.