El servicio de comida a domicilio para mayores arrancará el día 5 en Durango

Comedor social que desde hace dos años se ofrece en el centro de Personas Mayores. / M. DÍAZ
Comedor social que desde hace dos años se ofrece en el centro de Personas Mayores. / M. DÍAZ

Podrán beneficiarse 1.853 personas que ya hayan cumplido los 80 años o aquellas de más de 65 con una valoración de dependencias

MANUELA DÍAZ DURANGO.

El área de Personas Mayores del Ayuntamiento de Durango pondrá en marcha el próximo 5 de febrero un servicio de comida a domicilio para las personas mayores del municipio que lo requieran. El objetivo es prevenir situaciones de malnutrición entre personas mayores y evitar riesgos de accidentes en el hogar. Con esta prestación, se proporcionará una dieta adecuada a las necesidades de cada persona. La próxima semana se buzonearán unos folletos informativos sobre el nuevo servicio dirigido a las 1.853 personas de más de 80 años que viven solas en Durango o a mayores de 65 con valoración de dependencia.

«El objetivo último es ofrecer todas las comodidades posibles a las personas mayores para seguir viviendo en su entorno, su vivienda y mantener su autonomía», apuntó la presidenta del área de Acción Social, Pilar Ríos. Los menús, cuyo precio oscilará entre los 4,5 y 6,5 euros en función de los ingresos de los demandantes, serán elaborados por una persona especialista en dietas y se adaptarán a las necesidades personales y médicas de cada persona usuaria.

Además, las personas que se encargarán de distribuirlos deberan también revisar las condiciones alimentarias de aquellos mayores que viven solos y no reciben visitas habituales. El nuevo servicio complementa así el comedor de menús diarios puesto en marcha hace dos años en la cafetería del centro municipal de personas mayores, ubicado en la calle Pedro Pablo Astarloa.

La iniciativa fue aprobada en pleno por todos los grupos políticos, salvo por Herriaren Eskubidea, que se abstuvo. Según Patxi López, concejal de la plataforma avalada por Podemos, la medida «va en contra de los objetivos de socialización del comedor social». A su juicio, el Ayuntamiento de la villa está «duplicando» un servicio, por lo que no están dispuestos a apoyar un servicio «porque nos lo vendan como un proyecto estrella».

Desde EH Bildu, Eider Uribe, admitió que se trata de dos servicios bien diferenciados, puesto que la comida a domilicio va dirigida a muchas personas mayores «que por desgracia no pueden salir de casa». Según la concejala la idea es ir analizando la demanda una vez puesto en funcionamiento el servicio para «tratar de llegar al máximo número posible de personas». Una idea que compartieron desde el PNV y PSE.

La jeltzale Goiztidi Díaz aplaudió el nuevo servicio porque además permite que el repartidor pueda hacer un seguimiento sobre la alimentación que ha tenido el usuario. Las comidas se repetirán dos días a la semana -martes y viernes- y permitirán a los usuarios elegir entre varios menús en función de su gusto, eso sí, adaptado a sus casuísticas. Goiztidi aseguró que es «triste» no haber contado con el consenso de todos los partidos. «Herriaren Eskubidea no se pierde las manifestaciones de mayores y no da el voto a un servicio tan necesario como este», lamentó.

Menor índice de accidentes

La socialista Pilar Ríos recordó que este servicio ha sido demandado por el colectivo de personas mayores y supone un apoyo en el hogar y un respiro a los familiares. Insistió también en que el hecho de que los mayores reciban la comida en casa implica un menor índice de accidentes --quemaduras, dejarse el gas abierto...-, una dieta equilibrada y personalizada y un control en el mismo domicilio. «Las personas mayores lo van a agradecer», aseguró. Para darse de alta en el servicio, es preciso solicitarlo en el centro municipal de personas mayores.

Los menús se seleccionarán cada dos semanas entre distintas opciones que se ofrecerán y el pago se realizará a mes vencido. El coste del menú a domicilio, que se servirá todos los días de año, será de 4,5 euros al día para las personas que vivan solas y cobren 800 euros o menos, y del mismo precio para quienes vivan en pareja y cobren 1.300 euros o menos. Para quienes rebasen esas cantidades el precio se elevará a 6,5 euros. El coste del menú para el Ayuntamiento es de 7,1 euros.

Temas

Durango