Saputxiki reclama que se habilite un gazteleku y una ludoteca en Durango

MANUELA DÍAZ DURANGO.

La asociación de familias Saputxiki de Durango vuelve a la carga exigiendo un espacio para los jóvenes y menores de la villa. Ayer, a través de un comunicado, critican al Ayuntamiento por tratar de «parchear» la necesidad de una ludoteca a las puertas de las elecciones municipales, ofreciéndoles un local para alquilar los meses de marzo y abril. La creación de una ludoteca en la villa fue aprobada a finales de octubre por unanimidad en sesión plenaria. En el pleno de mañana, solicitarán a la Corporación un gazteleku para la juventud. «No aceptaremos una solución institucional rápida hecha para el fracaso», explicaron para solicitar que sendos espacios «se haga con responsabilidad y como apuesta de futuro».

Tres meses y medio después de que la Corporación acordara por unanimidadla puesta en marcha de una ludoteca, el proyecto está en vía muerta. Según dieron a conocer ayer desde Saputxiki, la propuesta del equipo de Gobierno recibida a mediados del mes pasado no les satisface, entre otras razones porque les instaban a alquilar un local para los meses de marzo y abril. Teniendo en cuenta que la asociación se tendría que encargar de la preparación de las instalaciones y de gestionar el proyecto «con sus propios recursos», dos meses son insuficientes. Se trata de una opción «inviable» porque ese desembolso de dinero público «no soluciona el problema», y solo busca «el rédito político de cara a las próximas elecciones».

«No hay interés»

Consideran que en dos meses es complicado organizar una programación para garantizar el éxito de la iniciativa. Además, del sobreesfuerzo que supondría para las familias que ahora se encargan de sacar adelante la ludoteca de Pinondo en detrimento de sus hijos. En este sentido, lamentan que el Ayuntamiento no les haya cedido un armario para guardar el material y se ven obligados a trasladar cada jueves el material de sus casas. «No hay interés real para solucionar este problema que sentimos las familias», lamentan este colectivo.

Desde Saputxiki, que cuenta con 240 socios, aseguran que «la falta de alternativas crea desasosiego entre la población adolescente». Es por ello que pedirán mañana en pleno la puesta en marcha de un gazteleku de manera «inmediata». Pero previamente entienden que es preciso abrir un proceso «participativo y abierto» en el que se recojan los deseos y necesidades de la juventud y de sus familias.

Temas

Durango