Los robos en comercios aumentaron un 41,5% en Durango el año pasado

Dos agentes de la Ertzaintza patrullan por el casco viejo de Durango. / M. DÍAZ
Dos agentes de la Ertzaintza patrullan por el casco viejo de Durango. / M. DÍAZ

La villa se sitúa en tercera posición entre los pueblos de entre 20.000 y 50.000 habitantes con menor tasa delictiva. Le preceden Basauri y Getxo

MANUELA DÍAZ DURANGO.

La delincuencia ha exprimentado un repunte en el último año. Se registraron 27 delitos más que en 2017, elevando la suma total a 1.999. Pese a mantenerse como el tercer municipio con menor tasa delictiva de Bizkaia en la franja de 20.000 a 50.000 habitantes, ha registrado un incremento significativo de los robos con violencia en comercios, locales y empresas, las sustracciones de vehículos y las estafas. Un tipo de infracciones que repuntó el pasado año en el territorio vizcaíno.

De 118 casos de robo con fuerza en las viviendas que se registraron en 2017, se subió a 158 un año después, según las denuncias presentadas tanto en la comisaría de la Ertzaintza en Durango como en las 42 contabilizadas en las dependencias de la Policía Municipal. Entre ambas el aumento de sustracciones con fuerza se elevó un 20,5%. El mayor incremento de este tipo de delitos se registró en los robos con fuerza en empresas, que prácticamente se ha triplicado, además de los robos en comercios y locales que subieron un 41,5% y en garajes, trasteros y anexos a la vivienda que sube un 31,7%.

A lo largo del pasado año se registraron oleadas de robos en garajes y trasteros. El año pasado arrancó con la denuncia pública de los vecinos de San Roke, y en primavera, el foco se centró en la zona de Intxaurrondo. Pese al importante incremento en los últimos dos años de este tipo de robos con fuerza en estos espacios, superando el 90%, los 54 casos registrados en 2018 siguen siendo inferiores a los 67 robos con fuerza que se produjeron en viviendas o a los 58 que se dieron en comercios y otros espacios cerrados.

Aumentan las estafas

Las sustracciones en empresas fueron casi testimoniales a lo largo del pasado año, si bien se ha producido un incremento significativo, al pasar de dos a cinco.

Se han triplicado, asimismo, los robos de vehículos a motor, pasando de 9 hace dos años a 24. En el reverso de la moneda se encuentran los hurtos. Los robos al descuido de móviles o de carteras han descendido un 12,7%, mientras que los robos con violencia o intimidación se elvaron a una docena, tres menos que el año anterior.

Las estadísticas de estafas si bien aumentan las denuncias en un 23,33% también es cierto que los 37 casos registrados el pasado año siguen siendo significativamente inferiores a los que se dieron en municipios con más de 25.000 habitantes.

Además, según la memoria hecha pública por el departamento de Seguridad de Gobierno vasco, en Durango los delitos de 2018 se han reducido en lo referente a las lesiones denunciadas, pero se incrementaron los episodios de malos tratos habituales en el ámbito familiar, con 18 casos, dos más que en 2017, y se redujo número de agresiones sexuales y las infracciones contra la libertad sexual, con 3 y 4 casos respectivamente. También han descendido los delitos por tráfico de drogas y por conducir bajo las influencias del alcohol y otros estupefacientes.

Temas

Durango