Roban en el restaurante Txantonesa de Durango a través de la cárcava

Cárcava por la que los ladrones irrumpieron en el restaurante tras forzar la puerta de la cocina. /Y. R.
Cárcava por la que los ladrones irrumpieron en el restaurante tras forzar la puerta de la cocina. / Y. R.

El establecimiento tuvo que cerrar ayer tras destrozarles las terminales para gestionar las ventas, además de las máquinas tragaperras

YOLANDA RUIZDURANGO.

La cárcava que une Gioenkale con Kalebarria, en pleno casco viejo de Durango, facilitó el robo en el restaurante Txantonesa en la noche de ayer. Los autores forzaron el cerrojo pero no la cerradura de la puerta de la cocina para irrumpir en el interior del local y hacerse con la recaudación de varias máquinas tragaperras, que destrozaron, así como de las dos terminales de punto de venta que disponía tanto en el bar como en el comedor. Esta circunstancia impidió abrir ayer el establecimiento a la pareja que se encarga de su gestión en los últimos cuatro años.

Fue la mujer la que se encontró con todo revuelto nada más entrar por la mañana al establecimiento e inmediatamente dio la voz de alarma a su pareja. Este último se mostraba muy molesto con la falta de atención recibida por parte de la Policía Municipal de Durango. «Nos han dicho que ahora no podían atendernos y que mañana ya mandarían a alguien. Cuando he vuelto a pedir ayuda, me han dicho a ver si no había entendido lo que me habían transmitido». La falta de atención le llevó a trasladar su denuncia ante la Ertzaintza, que hacia el mediodía daba por finalizadas las labores de investigación y la toma de muestras que ayuden a localizar a los autores del robo.

A partir de ese momento, la pareja comenzó a darse cuenta de que les habían robado también varios teléfonos móviles y unas tablets que disponían en el establecimiento, al que se accede por Goienkale. «Poco a poco, iremos echando en falta otras pertenencias», comentaba nervioso por el asalto registrado durante la noche y desconcertado y enojado por el desdén que percibió en su llamada de auxilio a la Policía Municipal de Durango.

Temas

Durango