Las quejas por la reubicación de contenedores se analizarán en una asamblea en Durango

Contenedores de Gallanda que ya se han vuelto a recolocar para evitar molestias. / N. CAYADO
Contenedores de Gallanda que ya se han vuelto a recolocar para evitar molestias. / N. CAYADO

El Ayuntamiento pretende realizar «una reflexión colectiva» en la convocatoria abierta a la ciudadanía para el día 11 en el Elkartegi

MANUELA DÍAZDURANGO.

Nunca llueve a gusto de todos y la reubicación de la red de contenedores no iba a escapar de esta máxima. Las quejas vecinales, derivadas de «algunas molestias en zonas concretas», han animado al Ayuntamiento de Durango a convocar para elmiércoles día 11 una asamble. En ella se pretende realizar una «reflexión colectiva» sobre la recolocación este verano. La reunión será a las 19.00 horas en el Elkartegi y contará con la presencia de representantes del equipo de gobierno y técnicos municipales.

La reubicación contemplada en el nuevo contrato de limpieza de calles y recogida de basuras que entró en vigor en abril, atiende a criterios de optimización en el recorrido de los camiones para mitigar las molestias vecinales y aumentar la tasa de reciclaje, hasta alcanzar el 60%. Siguiendo estas premisas se han instalado 98 islas, 31 más que en el anterior contrato. En ellas se han congregado todos los contenedores de reciclaje en islas para que el usuario tenga a mano en un mismo espacio todas las opciones posibles de recogida de residuos. No obstante, aún quedan algunas por ubicarse y las 'islas verdes' de quita y pon que se emplazarán en el casco viejo no se instalarán hasta que el ejecutivo municipal se reúna con asociaciones y vecinos de la zona. Todavía tienen de plazo dos meses para posicionarse.

Como anunciaron a principios de verano, la de agosto era una primera prueba que permitía analizar los pros y contras de la nueva ruta diseñada siguiendo unos patrones de sostenibilidad, ahorro energético y reducción de niveles de ruido. Según EH Bildu, que gobierna en coalición con Herriaren Eskubidea, esta nueva ruta ha provocado algunas «molestias» en zonas como Gallanda, Juan de Olazaran o Ezki kalea. En el caso de la calle Gallanda, ubicada en el barrio Txibitena, la isla de contenedores se colocó tras unos setos y los vecinos tenían que atravesarlos para tirar sus basuras. En este caso se ha buscado un nuevo emplazamiento.

Pendiente el casco viejo

A la reunión del próximo miércoles se llevarán nuevas propuestas para Juan de Olazaran, donde los vecinos se quejan de tener que cruzar un paso de cebra para ir a tirar su basura. El Ayuntamiento asegura que responde a criterios de carga lateral en superficie que reduce el tiempo y el ruido, o los contenedores de la calle Ezki, cuya ubicación no ha gustado. «Las quejas han sido solamente en zonas concretas y el Ayuntamiento ha dado respuesta a todas ellas», declararon los miembros del equipo de gobierno.

En la reunión también se recogerán dudas y propuestas de los durangueses. Las personas que no puedan acudir a la asamblea, podrán hacer llegar sus aportaciones a la oficina técnica del Ayuntamiento a través de un correo electrónico a bulegoteknikoa@durango.eus.

Junto a la reagrupación y nueva ordenación de los contenedores faltaría por instaurarse el nuevo sistema de recogida del casco viejo, que supondrá la colocación de media docena de isletas de quita y pon antes de noviembre y que sustituirán a los soterrados. Las isletas se instalarían al atardecer y se retirarán de madrugada reduciendo el impacto visual, olores y ruidos. No obstante, desde el Ayuntamiento aseguran que no se colocarán hasta no haber mantenido una reunión con las asociaciones y vecinos.

Temas

Durango