El polideportivo zornotzarra de Larrea se adapta a la creciente demanda

Entrada al polideportivo Larrea de Amorebieta-Etxano. / AYTO.
Entrada al polideportivo Larrea de Amorebieta-Etxano. / AYTO.

Permanecerá cerrado hasta el 18 de agosto por las obras que lleva a cabo el Ayuntamiento con una inversión de alrededor de 144.000 euros

NAHIKARI CAYADOAMOREBIETA-ETXANO.

El polideportivo de Larrea permanecerá cerrado hasta el 18 de agosto para adecuarse al progresivo incremento de personas usuarias. Entre las reformas previstas, que incluyen un mayor número de máquinas en el gimnasio, se encuentra la habilitación de dos vestuarios adaptados que servirán como espacios de uso familiar. Las mejoras previstas supondrán un desembolso de alrededor de 144.000 euros a las arcas municipales.

Las obras, que esperan estar finalizadas para el inicio del próximo curso en septiembre, han obligado a cerrar las instalaciones deportivas al menos hasta el 18 de agosto. Entre las novedades que encontrarán las personas usuarias a la vuelta de las vacaciones destaca la nueva maquinaria. Nada menos que dos cintas de correr, una elíptica, un remo, un ergómetro y cinco bicicletas que serán instaladas en el espacio que hasta ahora ocupaba el área de spinning, reubicada en una sala adaptada para las clases de ciclismo indoor.

Los trabajos previstos en el interior de las instalaciones deportivas incluyen también la instalación de parqué en la cancha de squash, con lo que se mejorará notablemente la práctica de esta disciplina. La ampliación del gimnasio permitirá incorporar nuevos elementos de ejercitación en el futuro. Estos trabajos requerirán de una inversión cercana a los 70.000 euros.

Entreno cardiovascular

El Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano ha decidido aprovechar estos trabajos para acondicionar dos vestuarios adaptados, que servirán de uso familiar. Se les dotará también de un sistema de iluminación Led y sensores, por lo que su puesta en marcha tendrá un costo cercano a los 50.000 euros.

A esta partida se suma de 24.000 euros para la adquisición de un marcador para el campo de futbol y rugby, porterías de fútbol 7 y un panel indicador de temperaturas en la piscina. Parte del montante se empleará también en la renovación del material de la pista de atletismo.

Teniendo en cuenta el «especial aumento» de la asistencia al gimnasio por parte del sector de población más joven, el polideportivo de Larrea ha rebajado la edad mínima para acceder a la zona de entrenamiento cardiovascular y permite la entrada a partir de 14 años.

El uso de las máquinas y ejercicios de musculación, sin embargo, se restringirán a las personas mayores de edad, por lo que solo se permitirá el acceso da partir de los 16 años a aquellas personas que cuenten con permiso paterno, materno o de un tutor legal.