El 21% de los policías de Durango se jubila

La comisaría de la Policía Municipal registró una media de 25 actuaciones al día en 2018. / M. DÍAZ
La comisaría de la Policía Municipal registró una media de 25 actuaciones al día en 2018. / M. DÍAZ

Una decena de los 48 agentes, ocho de ellos mujeres, abandonará la Guardia Urbana a lo largo de este año

MANUELA DÍAZ DURANGO.

A lo largo de este año una decena de agentes de la Policía Municipal de Durango pedirán la jubilación, lo que supondrá la necesidad de reponer el 21% de la plantilla. Una cifra nada desdeñable que además viene de la mano de la desaparición de una buena parte de personal con una larga experiencia acumulada. Según los datos facilitados por la Guardia Urbana, siete agentes abandonarán en el primer semestre sus puestos. La nueva ley aprobada a finales del pasado año y que permite a los agentes la jubilación anticipada a los 60 años.

En estos momentos la plantilla de agentes en Durango cuenta con 48 personas -40 de ellas hombres y ocho mujeres-, diez de los cuales tienen previsto jubilarse este año. El primero de ellos ya lo hizo el pasado día 1. Junto al efectivo humano, la Policía Municipal de la villa cuenta con dos vehículos que suelen utilizarse para desplazarse con rapidez entre zonas o barrios y atender los servicios requeridos. «Las tareas preventivas se realizan a pie», explicaron en el balance anual de la Guardia Urbana.

Este informe constanta que el pasado ejercicio fue el «más seguro y tranquilo» tras constatarse una reducción significativa de entre el 24 y el 31% del número de robos, hurtos y accidentes de tráfico. «Tenemos unos y unas agentes profesionales, más que preparados para dar respuesta a cualquier situación», apuntó la alcaldesa, Aitziber Irigoras.

Según recoge el balance de actividades elaborado por la Jefatura de la Policía Local, el pasado año llevaron a cabo un total de 9.094 actuaciones, con una media de 25 por día, en su mayoría asistencia a personas, elaboración de informes, regulación del tráfico en los colegios y atención a quejas vecinales. Respecto a estas últimas, el informe destaca un recorte del 15%.

Más casos por drogas

El pasado año se saldó con 34 detenciones. Los hurtos, tales como robos al descuido de móviles o de carteras, se elevaron a 135, un 25% menos que en los últimos años. También han descendido los robos, que sumaron 46 casos, un 31% menos que en 2017. Por otra parte, se produjeron ocho delitos de lesiones y 14 contra la seguridad del tráfico. Para el equipo de Gobierno local este descenso es muestra del «incansable trabajo y esfuerzo que desempeña la Policía Local en el desempeño de sus funciones» y que van desde garantizar la seguridad ciudadana hasta la organización y regulación del tráfico en el municipio. Para el desarrollo de estas tareas, los agentes han realizado diversos cursos de formación tanto de tiro como de otras especialidades.

Con respecto a la tenencia de drogas, abrieron un total de 38 expedientes en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana, manteniendo la subida registrada el pasado año en este delito. También expedientó a cuatro personas por originar desórdenes, las mismas que por portar objetos peligrosos. Unas cifras que también se mantiene. Donde si parece que hay un repunte es en el número de expedientes abiertos por desobediencia a los agentes. Pese al descenso del 2017, cuando se registraron 11 casos, el año pasado se contabilizaron 16 intervenciones en esta casuística.

Desde la Policía Municipal señalaron que en los casos de actuaciones en las que se puedan producir riesgos graves para las personas, se coordina con la Ertzaintza y Emergencias para desarrollar este tipo de labores. Los principales canales habilitados para que los durangueses puedan ponerse en contacto con la Policía Municipal son el teléfono 94 603 00 10 y a través de los canales del SAC.

Temas

Durango