«No podemos tener la ventana abierta ni tender la colada»

Viviendas de Elorrio afectadas por las emisiones de la fundición Grupo Metal. / N. C.
Viviendas de Elorrio afectadas por las emisiones de la fundición Grupo Metal. / N. C.

Elorrixo Bizirik elabora un informe sobre la realidad medioambiental y las soluciones a corto y largo plazo que van a presentar ante las instituciones

NAHIKARI CAYADO ELORRIO.

«Si la acera está negra por culpa de los humos que emite la fundición, no puede ser bueno. Y lo peor es que si está en la calle, está en nuestros pulmones». Ante el malestar de la ciudadanía por la contaminación, la plataforma Elorrixo Bizirik está elaborando un informe sobre la realidad medioambiental, así como una serie de soluciones a corto y largo plazo, que presentarán ante el Ararteko, el Ayuntamiento y el Gobierno vasco.

Divididas por barrios, las personas que integran la plataforma Elorrixo Bizirik iniciaron a finales de año una campaña para recoger adhesiones y firmas. Pasados tres meses, decidieron reunirse en una asamblea abierta a toda la población con el fin de «unir fuerzas» y ver cómo va evolucionando su iniciativa. Las personas residentes en Txanberi, situado en las inmediaciones de la fundición Grupo Metal, más conocida como San Eloy, han ido más allá al contratar a una abogada para que les ayude a buscar una solución al problema que aseguran sufren a diario.

Los restos del polvo de fundición y otras sustancias contaminantes ensucian coches, tejados y edificios del patrimonio histórico y artístico. «No podemos tener la ventana abierta, ni tender la colada. El olor y la ceniza que emiten es insoportable», apuntan personas afectadas, que salen a la calle todos los viernes, día del mercadillo, para «para informar a la población, y recoger firmas porque es un problema que perjudica a toda la población». Por el momento han identificado una serie de problemas concretos, como los malos olores, ruidos, vibraciones «insoportables» y emisiones de gases «irritantes».

La plataforma anima a la ciudadanía a colaborar aportando información sobre cualquier situación anómala de la que pueda tener constancia. «Es nuestra salud la que está en juego y cuantos más seamos, mejor», remarcan.

«Decepcionante»

Esperan reunir «información de peso» para darla a conocer en la próxima asamblea abierta que convocarán a finales de mayo y, a su vez, que las instituciones escuchen sus demandas. En este sentido, recuerdan que ya intentaron, sin éxito, llegar al Gobierno vasco de manera directa a través de la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia, durante una charla que ofreció en Elorrio el pasado mes de enero

Desde Elorrixo Bizirik calificaron de «decepcionantes» las respuestas de Tapia. «Nos dijo que todas las empresas del municipio cumplen con las normativas establecidas por el Gobierno vasco en cuestiones medioambientales y de contaminación, y que, de no ser así, estarían cerradas», lamentan ante la «evidencia» que muestran las fotografías y vídeos grabados para reflejar el día a día en la localidad.