La población de Atxondo diseñará la casa de cultura, que lleva más de 10 años en el cajón

Caserío Urkuzu que se transformará en casa de cultura. / AYTO.
Caserío Urkuzu que se transformará en casa de cultura. / AYTO.

A través de los procesos participativos que se desarrollarán a mediados de este mes en la Casa Consistorial

NAHIKARI CAYADO ATXONDO.

Después de más de una década de espera, el proyecto para habilitar la Casa de Cultura de Atxondo comienza a dar los primeros pasos para ser una realidad y lo hará acorde a las pretensiones de la población. El alcalde de la localidad, David Cobos, informaba ayer que el diseño y la gestión del nuevo espacio se decidirá a través de los procesos participativos que se llevarán a cabo a lo largo de la segunda quincena de este mes.

La renovación del que fuera el antiguo asador de Urkuzu es uno de los proyectos más importantes en los que trabaja el actual gobierno municipal. Con esta iniciativa se pretende dar respuesta a la demanda que la ciudadanía ya dejó claro en el proceso Kale Irekiak que se llevó a cabo hace dos dos años, pero que no pudo llevarse a cabo por razones económicas.

El proceso participativo que se abrirá en los próximos días está dirigido a toda aquella persona que esté interesada en aportar su granito de arena en el diseño del nuevo inmueble, o bien quiera apuntar las necesidades existentes en Atxondo y sus propuestas para solventarlas a través de las opciones arquitectónicas.

Así pues, la semana que viene comenzará la cuenta atrás para elegir el diseño y la planificación de la nueva casa de cultura. La decisión está en manos de la población, que tiene hasta el último jueves de noviembre para realizar sus aportaciones.

Se han organizado cuatro sesiones, dos de ellas en castellano y dos en euskera. El técnico en Cultura y Educación del Ayuntamiento participará en estas sesiones, en las que se desarrollará el diagnóstico del diseño de la futuras instalaciones, además de su puesta a punto y programación.

Las sesiones en castellano se celebrarán los días 22 y 28, mientras que en euskera serán el 21 y el 29. Todas ellas se llevarán a cabo en el salón de reuniones de la Casa Consistorial, a partir de las 18.30 horas, y con un tiempo de duración estimado en unas dos horas.

Cerca de la escuela

El antiguo edificio Urkuzu pasó a ser propiedad del Ayuntamiento de Atxondo en 2006, cuando el equipo de Gobierno, entonces gobernado por ANV con el actual regidor a la cabeza, desembolsó 438.000 euros para hacerse con el caserío. En este emplazamiento se pretendía acondicionar la Casa de Cultura, a la que se trasladaría la biblioteca.

Desde entonces, sin embargo, el inmueble permanece vacío y sin utilidad, aunque mantiene un buen aspecto a pesar del paso del tiempo. Se trata de un caserío de aproximadamente 300 metros cuadrados divididos en dos plantas que se presenta como un lugar idóneo para la Casa de Cultura debido a su ubicación en una zona céntrica y al lado de la escuela. A finales del 2016 se limpiaron los alrededores del inmueble a través de trabajos vecinales.

Temas

Atxondo